¿Cómo bañar a una perra embarazada?


Si tu perra se encuentra durante la etapa de embarazo, es importante que mantengamos la rutina de baño muy presente. Sin embargo, para evitar ciertas complicaciones con su salud, o la de los cachorros que espera, es importante tener una serie de precauciones cuando la bañemos.

Primero que todo, según lo aconsejan los expertos, durante el embarazo, debemos tratar de bañarlas por lo menos una vez al mes, si tienen el pelo largo, y cada dos o tres meses si tiene el pelo corto. Recuerden que no es conveniente, bañarla durante los últimos días de su embarazo, ya que lo único que estaremos logrando es que nuestro animal se estrese y se pueda producir un aborto.

Para introducir a nuestro animalito a la bañera, debes tomar a tu perra por debajo de la cola y por el pecho, evitando realizar en todo momento, algún tipo de presión en el abdomen. Una vez la tengas, puedes meterla suavemente en el agua tibia y empezar a mojarla hasta que todo su cuerpo y su pelo se mojen completamente.

Es muy importante que elijas previamente el champú adecuado para tu perro, si tienes dudas acerca de qué marca utilizar, puedes consultar con tu veterinario. Ten en cuenta que en ningún momento debes elegir champús que contengas productos antiparasitarios, ya que estas sustancias podrían, al ser absorbidas por la piel del animal, perjudicar la salud de los cachorros, es más, en algunos casos el contacto con estos productos puede llegar a producir abortos espontáneos.

Una vez la hayas terminado de bañar, debes tratar de sacarla de la bañera tomando el animal por debajo de la cola y del pecho, igual que la tomamos para introducirla a la bañera. En el momento de secar su vientre debemos tener mucho cuidado y limitarnos únicamente a frotar muy suavemente de lado a lado hasta secar la zona completamente.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Escribe un comentario