¿Cómo Educar a un Perro Maltratado?


Muchas personas , en lugar de adquirir un cachorro recién nacido, prefiere adoptar perros adultos o jóvenes que han sido recogidos en la calle. Estos animalitos, muchas veces han tenido que vivir experiencias traumáticas, como maltratos físicos, que pueden haber quedado en su inconsciente y que les genera dificultades de aprendizaje y de conducta.

Estas experiencias pueden haberlos marcado de tal manera, que pueden mostrarse nerviosos, asustados, ansiosos e incluso agresivos para disimular el miedo y la inseguridad que les genera el contacto con los seres humanos.

Si nos encariñamos y decidimos adoptar este tipo de animales, debemos saber que estamos ayudando a un ser que necesita mucho cariño y paciencia.

Lo primero que debemos saber, si queremos que se adapte a su nuevo hogar, es que debemos tener mucha paciencia y comprensión, ya que ellos deben aprender a confiar en nosotros para librarse de esos sentimientos de temor y de agresión. Es recomendable que le hablemos al animalito con mucho cariño, en todos suaves y evitar que la agresividad acompañe nuestra forma de educarlo o de expresarnos hacia él.

Nunca debemos gritarles ni golpearlos, ya que los gritos y los golpes seguramente en algún momento hicieron parte del maltrato al que el animal estuvo sometido en algún momento. Si hacemos esto, lo único que estaremos logrando es que el perro se vuelva mas agresivo y desconfie de nosotros.

De igual manera, al trabajar con él y tratar de educarlo, es importante que no realicemos movimientos bruscos, ya que si ha sido abusado y maltratado físicamente, el puede interpretarlo como un intento de ataque y puede terminar reaccionando agresivamente. Puedes tratar de caminar lentamente hacia él, y de ponerle la mano para que la huela antes de tratar de acariciarlo.


Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario