¿Cómo enfrentar la muerte de tu mascota?


El día de hoy, es un día bastante difícil para mi. Acabo de enterarme que a mi perrita de 14 años le acaba de dar un aneurisma cerebral y se encuentra paralizada. La única solución en este momento para evitar que ella sufra es aplicarle una inyección que la duerma.

La verdad, aunque cuando uno tiene perros, la idea de que en algún momento ellos no van a estar más a nuestro lado se cruza por la cabeza, el dolor que se siente cuando te das cuenta que está muriendo es indescriptible. Los animales, son mucho más que seres que conviven con nosotros, son nuestra compañía en todo momento, no nos juzgan, simplemente están ahí a nuestro lado pase lo que pase. Son esos seres que nos reciben dichosos y felices cuando llegamos a casa después de un arduo día. Son en muchas ocasiones los únicos que salen a esperarnos en la puerta.

Tayga, se llama mi perra, es una Baset Hound hermosa, que espero que en este momento no esté sufriendo, espero que desde lejos pueda trasmitirle aunque sea un poco de amor y tranquilidad, para que pueda irse de este mundo tranquila. Mi familia y yo, nos quedamos aquí, pero nos sentimos absolutamente felices por haber tenido la oportunidad de haber tenido junto a nosotros a un ser con ella, tan tierna y tan brava en muchas ocasiones. Con ese olor característico de la raza que la hacía tan especial, con ese caminado, con esa ternura. En fin, con tantas cosas, que hoy e día hacen que me duela tanto separarme de ella.

Pero, ¿cómo se enfrenta la muerte de una mascota? La verdad no lo se, porque aunque intento leer los mil y un manuales y guías que existen en internet, me parece que todos han sido escritos por personas que no han vivido la pérdida de este compañero. Simplemente, lo único que queda es agradecer por haber tenido la oportunidad de compartir con mi Tayga, y de haber recibido el amor que ella siempre estuvo dispuesta a brindarme.


Etiquetas ,

Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario