¿Cómo evitar que el Perro Rechace la Correa?


Generalmente, uno de los momentos mas divertidos y emocionantes de nuestros amiguitos caninos es cuando agarramos la correa y la ponemos en su cuello para salir a dar un paseo al aire libre. La mayoría de animales generalmente adoran este momento, pero en algunas ocasiones, hay perros que al escuchar que llegamos a la puerta y sacamos la correa en lugar de salir corriendo felices se esconden porque sienten temor o nervios.

Para estos animales, la correa es un elemento que no solamente los molesta, sino que reduce su libertad y capacidad de moverse libremente, por lo que prefieren no usarla y tampoco salir a la calle con ella puesta. Además de los nervios y del temor, también se le suman los gruñidos, los mordiscos a la correa y la persecución para atraparlos para ponerles la correa.

Normalmente, este comportamiento se deriva del hecho que, cuando eran cachorros, nunca les permitimos adaptarse a ella, por el contrario seguramente los obligamos o las apretamos muy duro. En algunas otras ocasiones, el animal puede rechazar la correa, si esta fue utilizada para castigarlo o para disciplinarla. Por este motivo, siempre recomendamos a todos los lectores no pegarle, ni disciplinarlo, ni siquiera atarlo con la correa para inmovilizarlo.

Es muy importante, si tenemos perros cachorros que les enseñemos a utilizar este elemento que puede incluso a llegar a salvarles la vida. Debemos dejar que la huela, que juegue con ella, para que no sienta miedo de usarla. Es importante que trates de elegir una correa adecuada para el tamaño y la especie de nuestro animalito, de lo contrario la incomodidad física que podría sufrir al utilizarla haría que la rechazara aun mas.


Categorías

General Perros

Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario