¿Cómo hacer que nuestro perro deje de ladrar?

Aunque es absolutamente normal que nuestros animalitos ladren, ya que esa es su forma de expresarse y comunicarse, en muchas ocasiones, este ladrido puede tornarse excesivo e incluso molesto. En algunos casos, cuando vivimos en departamentos, los ladridos de nuestro animalito pueden incluso meternos en problemas o volverse molestos para nuestros vecinos. Es por este motivo, que debemos aprender a tranquilizar a nuestro animal para que deje de ladrar.

Es importante que sepas que una de las formas más sencillas para que tu animalito deje de ladrar es distraerlo con cualquier cosa que le guste. En muchas ocasiones, tu animal puede empezar a ladrar porque ve a alguien extraño y su forma de comunicarnos que ese ser está ahí es ladrando, sin embargo puedes distraerlo, llevándole una pelota, o una galleta para perros para que se distraiga y deje de ladrarle al extraño. Si el extraño está cerca de él, puedes tratar de introducirlo a esa persona para que deje de ser una amenaza para el animal y este empiece a sentirse cómodo y se tranquilice.

Otro de los mecanismos que podemos utilizar para tranquilizar a nuestro perro, es llevarlo a dar un paseo. El ejercicio no solo le ayudará a mejorar su estado físico y a bajar de peso o mantenerse en forma, también le ayudará a quemar toda esa energía que le sobre y que lo hace volverse hiperactivo, e inquieto. Llevándolo de paseo a caminar o a correr, seguramente no le quedarán fuerzas para seguir ladrando, así que poco a poco se olvidará de ladrar y se dedicará a correr o a divertirse a tu lado.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario