¿Por qué mi perro bebe agua del inodoro?


Aunque la mayoría de veces, que encontramos a nuestro perro bebiendo agua del inodoro, nos resulta asqueroso. Sin embargo, es importante destacar, que todos los animales tienen la capacidad de diferenciar el agua fresca y el agua estancada, por lo que siempre van a preferir el agua fresca. Algunos animalitos que carecen de esta capacidad, pueden terminar muriendo por no reconocer el agua estancada y enfermarse por las infecciones que causan los microorganismos presentes en el agua sucia.

En nuestras casas, los inodoros, aunque ustedes no lo crean, cuentan con agua fresca todo el tiempo, y si a esto le sumamos, que el agua que le damos a nuestro animal la ponemos en un tazón en un lugar determinado, es decir en un lugar retirado al cual no tiene acceso constantemente, es bastante lógico que el animalito prefiera el agua del inodoro a la de su taza. De igual manera, esta conducta también se puede reforzar cada vez que el animalito toma agua del inodoro y nosotros no tomamos ningún tipo de medida.

Si tu perro únicamente toma agua del inodoro, y quieres evitar que siga bebiendo esa agua, te recomiendo que le des un tazón exclusivamente para el agua, el cual deberá ser llenado como mínimo dos veces al día. De igual manera te recomiendo que impidas que el perro tenga acceso a los baños, cerrando la puerta o manteniendo la tapa del inodoro abajo.

Es muy importante que prestemos mucha atención al comportamiento de nuestro animal y al material que el perro prefiere para beber, es decir, si prefiere beber en un tazón de cerámica, de plástico, o de acero inoxidable. Si le das gusto y le consigues el material que a él le gusta, lo más probable es que evite tomar agua del inodoro y se dirija a su tazón cada vez que le de sed.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario