¿Por qué pelean los perros? II

Como lo mencionábamos anteriormente, cuando tenemos perros, es importante que desde pequeños les enseñemos a socializar, no solo con otras personas, sino también con otros perros y animales. Sin embargo, en muchas ocasiones, puede suceder que aunque tratemos de mil maneras de socializarlos, estos pueden en algún momento pelearse con otros perros.

Así como se pueden producir disputas de jerarquía entre dos machos y dos hembras, también pueden producirse problemas de jerarquía entre un macho y una hembra. Aunque esto es bastante raro, dado que los machos no lastimarían nunca a una hembra, y la hembra normalmente acepta la dominación de los machos,  puede llegar a producirse y ser bastante peligrosa para el macho, que como ya lo dijimos no hará nada para lastimar a la hembra.

Además de estas disputas, también puede darse una disputa de jerarquía entre dos cachorros. Considero que esta es la pelea menos peligrosa de todas si son compañeros de camada, o de la misma edad y tamaño, ya que sería algo más que un juego brusco. Sin embargo, si se produce la disputa entre cachorros de diferentes edades, tamaño y de diferente camada, podría producirse algún tipo de complicación. Recuerda que los cachorros no inhiben su mordida, por lo que un cachorro de cinco meses, podría terminar lastimando o matando a un cachorro de apenas dos meses.

Pero como todas las reglas tienen una excepción, se pueden producir peleas entre perros por muchas otras razones, diferentes a las disputas por jerarquía o por demostrar quien es el más fuerte. También se pueden producir disputas territoriales, disputas por algún objeto o juguete, disputas entre dos machos por montar a una hembra, entre otras.


Categorías

General Perros

Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario