¿Qué hacer si mi perro Sufre de Otitis?


Si empiezas a notar que tu perro se rasca sus orejas constantemente, empieza a llorar y a sacudir y a inclinar la cabeza, tiene mucho cera en los oídos y además este tiene un mal olor, presta mucho cuidado, pues tu animalito puede estar sufriendo de otitis. Esta enfermedad suele ser bastante molesta y dolorosa, y aunque su tratamiento puede resultar un poco complicado, ya que hay que encontrar el factor que la genera, no te preocupes que si es detectada y tratada a tiempo, la enfermedad no llegará a mayores.

Habitualmente, la otitis es originada por algún tipo de alergia o por la presencia de algún parásito, como los ácaros que se instalan en el conducto auditivo del animalito y producen algún tipo de infección. De igual forma, puede aparecer la otitis, si algún cuerpo extraño ha entrado en el oído del perro, o simplemente si hay suciedad acumulada en el canal auditivo.

Los síntomas que se presentan en esta enfermedad suelen ser los mismos que muestran los gatos cuando la sufren, como por ejemplo molestia en las orejas, rascárselas constantemente y frotárselas con cualquier mueble en señal de piquiña. Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, es importante visitar al veterinario cuanto antes, ya que si la enfermedad no es tratada a tiempo, podrían provocarse problemas neurológicos y hasta la pérdida de la capacidad auditiva.

Para evitar la aparición de la otitis, es muy importante que limpiemos con regularidad los oídos y las orejas de nuestro perro, sobretodo si pertenecen a las razas con orejas caídas. Te recomiendo que le limpies las orejas una o dos veces por semana, utilizando gasas húmedas o limpiadores especiales.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario