Adoptar un perro para un anciano

Adoptar un perro para un anciano

Los ancianos disfrutan de muchos beneficios si cuentan con una mascota. Cuentan con una salud más fuerte, son más sociables y se mantienen más activos, además de que se alejan de problemas como la depresión y ejercitan su mente a diario. Llegada la jubilación, también cuentan con mucho más tiempo, que a veces los llega a agobiar, pero que puede ser ideal para cuidar de un perro.

Adoptar un perro para un anciano es algo que hay que meditar. No se pueden seguir modas de razas, ya que en ocasiones no es el animal adecuado para una persona mayor. Siguiendo determinadas pautas, podemos ir a un refugio y buscar el perro más adecuado. Toma nota.

Hay que evitar adoptar cachorros, ya que para una persona mayor puede ser todo un reto. Son muy activos y requieren muchos más cuidados, además de que rompen cosas y todavía no están educados. Si es alguien que no ha tenido nunca perros, es mejor evitar adoptar cachorros, ya que su nivel de exigencias y actividad no es el adecuado para personas ancianas.

Tiene que ser un perro educado, por lo que lo mejor es que tenga dos años o más. A esta edad ya están un poco más asentados, y en el refugio podremos pasear con ellos. Así podremos ver si atienden a la llamada, si saben pasear con la correa o si son atentos y cariñosos. No se trata de que sepa hacerlo todo, pero sí de que sea un perro que respete al dueño.

El carácter tranquilo y sociable es ideal, ya que estamos hablando de un perro que tiene que ser pausado en todo momento. Debe estar acostumbrado a estar con gente y animales, que no sea un perro conflictivo, ya que una persona mayor no puede educar esta clase de carácter.

El tamaño ideal siempre es el mediano o pequeño. Deben ser perros manejables, que no pesen y que no supongan un reto físico para la persona. Además, así será más fácil que lo acepten en hoteles y lugares públicos.

 


Categorías

General Perros

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario