Al agua perros

Cuando decidimos bañar nosotros mismos a nuestro animalito, es importante que tomemos algunas medidas, antes, durante y después del baño para que los resultados que obtengamos sean casi como si lo acabáramos de llevar a la peluquería canina. Además de esto, no solo es importante para que el perro luzca muy limpio, sino también para proteger su piel, su pelo y en general su salud.

Antes que tu animalito se encuentre cerca del agua, te recomiendo que lo cepilles muy bien, de esta manera eliminarás todo el pelo muerto que tiene, así como también podrás desenredar nudos y limpiar un poco su pelaje, para que a la hora del baño sea más sencillo.  Si bañas a tu perro sin cepillarlo, la suciedad y el shampoo podrían quedar entre los pelos enredados, haciendo que estos se vuelvan más tiesos y difíciles de sacar.

Mientras estas bañando a tu animalito, debes mojarlo muy bien, desde el cuello a la cola, dejando su cabeza, su cara y sus orejas para después. Te recomiendo que empieces enjabonando las patas traseras, luego la cola, siguiendo por el lomo, el pecho y las patas delanteras. Una vez hayas terminado ahí, puedes mojar cuidadosamente la cabeza, la cara y las orejas. Debes tener mucho cuidado cuando estés enjabonando esta zona, para que no caiga shampoo dentro de sus ojos.

Cuando sea el momento del enjuague, primero debes comenzar por la cabeza, y luego por el cuerpo y por las patas. Debes enjuagar lo mejor posible, para que no queden restos de shampoo en la piel o en el pelaje del animal, ya que cualquier resto que quede puede causar picazón, problemas de piel y descamaciones.

Al terminar de bañarlo, debes envolver muy bien a tu perro en una toalla limpia, para que esta absorba el exceso de agua y prevengas que se sacude por todos lados y te de un baño a ti. Luego con esa misma toalla seca cada parte de su cuerpo, asegurándote que quede lo mejor que puedas. Por último te recomiendo utilizar otra toalla limpia y seca, para repetir el secado de cada una de las partes del cuerpo del animal. Recuerda que un buen secado con toalla puede ahorrarte mucho tiempo y también la necesidad de tener que utilizar secadora de pelo.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario