Alimentación de la perra durante el embarazo

Perra embarazada

La preñez es un estado muy especial durante el cual nuestra mascota deberá recibir varios cuidados especiales para cuidar su salud y fomentar el desarrollo óptimo de los cachorros gestantes.

Uno de esos cuidados es la alimentación, por lo que a continuación recorreremos las principales etapas de la gestación para conocer cuales son las mejores formas de alimentación durante el embarazo de una perra.

Primeras semanas: Es recomendable que durante la etapa de embarazo se alimente a la perra con dos raciones al día, pero sin aumentar desmedidamente la cantidad de comida normal, así como  tampoco utilices suplementos alimenticios o vitamínicos (salvo por indicación medica) ya que esto puede estimular a los cachorro gestantes a crecer en exceso, pudiendo provocar complicaciones a la hora del parto.

Si alrededor de las 3 semanas de embarazo la perra llega a mostrar falta de apetito, no te preocupes, pues es algo pasajero y natural durante esta etapa.

Mes y medio: En esta etapa de gestación podremos suministrarle una comida con mayor valor nutritivo y energizante, bien equilibrado y con un fuerte contenido en proteínas. Algunas raciones para cachorros suelen ser los alimentos indicados para esta etapa.

Debido a que el vientre de nuestra perra está cada vez mas grande, el estomago cuenta con menos espacios para ingerir los alimentos, por lo que tendremos que repartir la alimentación en unas 4 porciones diarias.

Perra amamantando una camada de cachorros

Lactancia: este es uno de los periodos nutricionales más críticos para la perra, principalmente entre las 3 o 4 primeras semanas, ya que el esfuerzo por amamantar a los cachorros le consume buena parte de su energía, por lo que una perra con buena salud podría sentir ganas de consumir el doble o triple de alimento normal, pero no así su estomago, por lo que aun debes seguir con el régimen de varias raciones al día.

Si observas que la novel mamá es una buena administradora, puedes dejarle un poco de alimento a su disposición para que lo consuma cuando tenga ganas.

Destete: este es el último periodo antes que la madre vuelva a consumir su régimen habitual de alimentación. Los cachorros están prontos para ser destetados, a los 45 o 60 días de nacidos, y la alimentación materna debe ser acorde con esta etapa con el fin de no estimular más la producción de leche. Para ello, se deberá reducir gradualmente su ración diaria, controlando que su peso ronde aproximadamente un 10% más que antes de su embarazo.

Más información: etapas del embarazo


Escribe un comentario