Alimentación en el embarazo

Deberás cuidar con especial atención la alimentación de tu perra si se encuentra en la etapa de gestación y lactancia.

Durante las primeras semanas del embarazo debe tener alimentos adicionales pero en pequeñas cantidades, en esta etapa los fetos no llegan a crecer mucho. Bastará con que incrementes un 15 por ciento por semana, hasta que se acerque la fecha del parto en la que ya recibirá un total de 50 por ciento más de alimento (en relación con su alimentación tradicional).

Durante la lactancia los requerimientos serán diferentes, se deberán cubrir las necesidades de energía en relación con la edad de la camada y el tamaño. Puede pasar que en esta etapa tu perra esté inapetente, por eso deberás darle alimentos sabrosos y con grandes cantidades de nutrientes.

Al alcanzar la cuarta semana de vida de los cachorros, y si siguen amamantando se deberá cubrir las necesidades energéticas tres o cuatro veces más de lo acostumbrado.

Siempre ofrécele agua limpia y fresca, es importante que se mantenga correctamente hidratado. Cuando elabore la leche para los cachorros utilizará mucha agua de su organismo.


Escribe un comentario