Alimentación en perros obesos

Descubre cómo alimentar a un perro con obesidad

Hay varios motivos por los que podemos llegar a tener un perro obeso. El principal es el exceso de calorías que aportamos a su dieta, además de la falta de ejercicio físico. No obstante, un perro también puede aumentar su volumen por una enfermedad que reduce su movilidad, o por haber pasado por un periodo de gestación en el que necesitó mucho reposo. En el último caso, las perras suelen perder mucho peso durante la lactancia, por lo que solamente se debe recurrir a una alimentación baja en calorías al pasar esa etapa.

En casi todas las gamas de pienso existe hoy en día alguna línea especializada en perros con sobrepeso. Los perros obesos se están dejando ver más veces de lo habitual, sobre todo en ámbitos urbanos en los que no realizan apenas ejercicio. Este problema puede conllevar muchos otros, como el mayor riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes o problemas en las articulaciones en la etapa adulta.

Para encontrar un pienso adecuado al estado de tu mascota, es necesario que consultes las diferentes marcas del mercado. Esta clase de alimentación suele encontrarse en las mejores marcas, ya que requiere de un aporte especial en proteínas, vitaminas y minerales, reduciendo el aporte de hidratos y grasas, algo que resulta más caro que realizar un pienso normal. Algunas de las marcas y líneas recomendadas son:

  • Royal Canin Obesity Management.
  • Hill’s Prescription Diet: con un 26,2 % de proteínas y un 11% de grasas, y con L-Carnitina para ayudar a quemar esas grasas.
  • Joint Mobility de Eukanuba: este pienso es perfecto para perros obesos con problemas de movilidad. Para el mantenimiento cuentan con la gama Restricted Calorie.
  • Brekkies Excel Adult Light Pollo: con un 27% de proteínas y un 8% de grasas.

Esta clase de piensos para perros obesos, solamente debe utilizarse animales con este problema, pero nunca en cachorros, perros en su peso o en perras gestantes o en periodo de lactancia. Cuando recuperen un poco el peso, hay que pasar a gamas de mantenimiento, y luego a pienso normal. La cantidad diaria dependerá del tamaño del animal, aunque siempre viene indicado en los sacos. Es importante también darle el pienso en varias tomas si el perro sufre obesidad por tener demasiada ansiedad con la comida. Por último, habrá que ir incorporando el ejercicio físico a su rutina diaria poco a poco.

Más Información – Vitaminas y minerales en su alimentación, Consejos para que tu perro baje de peso.

Imagen – The Last Dog’s Home en Flickr.



Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario