Alimentos tóxicos para el perro

Perro frente a un plato de pienso..

Como sabemos, el organismo de los perros funciona de manera diferente al de los seres humanos. Mientras que nosotros podemos comer prácticamente cualquier tipo de alimentos, para ellos la dieta tiene que ser mucho más limitada, ya que existe una gran cantidad de sustancias tóxicas que pueden dañarles fácilmente. A continuación presentamos algunos de estos alimentos peligrosos para nuestras mascotas.

1. Chocolate. Contiene altos niveles de grasa, cafeína y metilxantinas, entre otras sustancias realmente peligrosas para el perro. Su ingesta puede provocar daños en los pulmones, el corazón, los riñones y el sistema nervioso del animal. En grandes cantidades, este alimento resulta tóxico hasta el punto de ocasionar síntomas como vómitos, diarreas, convulsiones, hemorragias internas, ataques cardíacos, e incluso la muerte. El chocolate negro es el más nocivo de todos.


2. Cebolla y ajo. Ambos contienen una  sustancia llamada tiosulfato, que en el perro produce problemas estomacales, respiratorios, pérdida del apetito y sangre en la orina, entre otros síntomas. Además, esta sustancia destruye los glóbulos rojos del organismo del can, ocasionando una fuerte anemia hemolítica.

3. Nueces. Los frutos secos, en general, no son recomendables para los perros, debido a su alto contenido en fósforo. Dan lugar a vómitos, hinchazón de las articulaciones, hipotermia, mareos, fiebre y cálculos en la vejiga. En casos más graves, puede provocar graves parálisis. Las nueces de macadamia son las más venenosas.

4. Lácteos. Muchos perros adultos son intolerantes a la lactosa, ya que no son capaces de producir lactasa, una enzima ubicada en el intestino delgado responsable de que canes y seres humanos podamos digerir los productos lácteos. En el perro pueden producir graves problemas digestivos.

5. Uvas y pasas. No todos los perros presentan reacciones negativas ante estos alimentos, pero para algunos de ellos pueden resultar realmente dañinos. La intolerancia hacia los mismos provoca síntomas como debilidad, deshidratación, espasmos, vómitos, diarrea, incluso la muerte.

Estos son sólo algunos ejemplos de los alimentos que resultan más peligrosos para nuestro perro, aunque existen muchos más. Podemos nombrar también otros como el café, los huesos, algunas frutas, la sal o la masa de hornear. Ante cualquier duda, lo mejor será que pidamos consejo a un veterinario, para que nos indique cuál es la dieta ideal para nuestra mascota.



Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario