Anquilostomas en perros

Para aquellos que no lo saben, los anquilostomas, son un tipo de sanguijuelas que viven en la sangre de nuestro animalito, se alimentan de la sangre, principalmente desde el intestino. Este tipo de sanguijuelas se agarran fuertemente de este lugar del organismo del perro, con unos dientes que tienen alrededor de la boca.  Los anquilostomas del perro, pueden llegar a ser bastante grandes,  aunque al principio, cuando son solo larvas, parecen algún tipo de lombrices intestinales.

Es importante destacar, que este tipo de animales parasitarios, necesitan determinadas condiciones de temperatura para desarrollarse, por lo que los meses cálidos, y calientes del año son los más peligrosos y más problemáticos. Una vez que los huevos han sido incubados, aproximadamente después de 3 a 6 días empiezan a aparecer las larvas. Tres días después ,estas larvas, sufren cambios y pasan a ser otro tipo de larvas, esta vez de segunda etapa. Ocho días más tarde, pasan a una tercera etapa, donde se les conoce como larvas infectivas.

Hay que tener en cuenta, que este tipo de larvas pueden llegar a perforar la piel para alcanzar el torrente sanguíneo y alimentarse de la sangre que corre por él. Pueden llegar a ser también, ingeridas por el animal, o inhaladas por el mismo, si se encuentra en contacto con heces infectadas. Una vez estas larvas en su tercera etapa alcanzan el torrente sanguíneo, pueden llegar a los pulmones y perforarlos.

Tres semanas después de haber entrado al organismo en forma de larvas, las lombrices dentro del cuerpo son lo suficientemente grandes y maduras como para empezar a incubar sus propios huevos.  Es por este motivo, que debemos llevar a nuestro animal ante cualquier síntoma que nos indique que algo raro está sucediendo en su organismo y en su comportamiento, ya que el perro podría enfermar rápidamente y empezar a sufrir de anemia, por la ´pérdida rápida de sangre.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario