Ansiedad por la comida: cómo tratarla

Perro comiendo.

Hay perros que, por mucho que coman, nunca ven saciado su apetito. Pasan el día gimiendo y persiguiendo a sus dueños cuando comen; puede incluso que arañen una y otra vez en el cajón donde guardamos su pienso. Esta ansiedad es algo muy común en los canes, y puede remediarse con algunos trucos y mucha paciencia.

Lo que no debemos hacer en ningún caso es ceder ante los gemidos del perro. Si come cada vez que lo pide, desarrollará problemas como la obesidad o el colesterol. Para controlar este apetito desmedido, tenemos que recurrir al ejercicio físico.

En muchas ocasiones, esta ansiedad viene dada por la falta de actividad física. El aburrimiento lleva a los perros, y también a las personas, a encontrar una fuente de satisfacción en la comida. Por ello es muy importante que paseen cada día.

Igualmente fundamental es racionar su comida en las dosis adecuadas. En los propios paquetes de pienso nos indican cuál es la medida apropiada según la raza y el tamaño de nuestra mascota. Conviene, además, dividir esta ración en tres porciones diarias, para que el animal pueda saciar su ansia cada cierto tiempo.

Pero jamás puede comer entre horas. Hay que establecer un horario fijo para estas comidas, de manera que el perro sepa cuándo es su turno. Será mejor si recibe sus raciones después de pasear, ya que así estará algo cansado y comerá con más calma.

Por otro lado, cambiar la dieta del can no nos ayudará en absoluto. Es más, empeorará la situación, ya que los alimentos nuevos le resultarán más apetitosos y aumentará su ansia.

También se recomienda entretenerle con productos especiales para morder y juguetes, así como evitar que ronde por la cocina cada vez que quiera. Independientemente de todo esto, conviene asimismo que sea examinado por el veterinario para que pueda descartar determinadas enfermedades.



Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario