Ansiedad por Separación en perros

Perro esperando a su dueño

Si tu perro se altera en demasía cuando te vas de la casa, incluso desde que percibe que estas a punto de salir, talvez estés frente a un caso de Ansiedad por Separación.

Estas situaciones, además de que pueden provocar algún daño en la casa debido al descontrol del perro, principalmente afecta a la mascota, colocándola en un estado de alteración que, además de hacerla pasar un mal rato, podría hasta provocarle estrés y desmejorar su salud.

Pero este problema de comportamiento, mucho mas frecuente de los que crees, puede solucionarse con el implemento algunas acciones y actitudes por tu parte:

  • En primer lugar, no debemos tratar de calmarlo o distraerlo con comida o juguetes antes de salir, ya que eso, por el contrario, lo que hace es ponerlo alerta de que algo “malo” va a pasar, y mayor será su ansiedad una vez que te hallas ido.
  • Hay que tener cuidado a la hora de tomar o manipular los objetos que el perro asocia con nuestra partida, como las llaves, el bolso o el abrigo, intentando ser lo más discretos posibles en este sentido.
  • Si una vez que salimos y cerramos la puerta, escuchamos que nuestra mascota llora y la rasguña, tendremos que endurecernos y no hacerle caso, ya que si cometiéramos el error de volver a entrar el perro aprenderá a llorar y rasguñar para hacernos regresar. En casos en que percibas que el perro se comporta de esta forma cuando sales, lo mejor que puedes hacer es no tardar demasiado en volver, pero tampoco lo hagas de inmediato.

Perro estresado por extrañar a su dueño

También cuando regresemos tenemos que tener en cuenta algunas situaciones para reducir la ansiedad del perro:

  • Cuando estés de vuelta, e ingreses a tu casa, probablemente tu mascota se mostrará extremadamente efusiva. Ladrará, te saltará y dará vueltas, pero tu trata de prestarle la menor atención posible, esperando a que se tranquilice para recién saludarlo y acariciarlo. No tienes porqué ser efusivo con tu saludo al regresar, ya que tu salida no fue nada del otro mundo, y así debe entenderlo tu perro.
  • Si al circular por tu casa, percibes que en tu ausencia el perro rompió o rasguñó algo, al igual que si hizo sus necesidades en un sitio indebido, no lo recrimines, solo hazte el desentendido y arregla o limpia el problema cuando tu perro no te vea.

Y en casos en que debamos salir por un rato más largo, algo que puedes hacer para disminuir la ansiedad y alteración de tu perro cuando partas es hacerlo ejercitar un rato antes, ya sea jugando con él o dándole un paseo. Así, una vez que nos hayamos ido, no tendrá tantas energías para emplear en sus “ataques” de ansiedad.

Pero ten en cuenta que este es un problema que puede y debe solucionarse, ya que un perro ansioso en verdad sufre y puede perjudicarse su salud y estado físico, pues tú, aunque aplaces una que otra salida, no podrás evitar ausentarte en algún momento de tu casa.


Escribe un comentario