Aprenda a pasear con su perro relajado mediante la Técnica del Árbol

aprenda-a-pasear-con-su-perro-relajado-mediante-la-técnica-del-arbol-2

Pasear con nuestro perro puede ser algo muy frustrante y tenso, si nuestro perro va constantemente tirando de la correa, convirtiéndose en una guerra con él por ver quien tira más fuerte. Y eso es muy desagradable.

El paseo con nuestro perro debería de ser algo tranquilo y relajado, que nos sirva a ambos para poder sentirnos mejor y unirnos. Hoy en Aprenda a pasear con su perro relajado mediante la Técnica del Árbol, te voy a enseñar una sencilla y efectista técnica para lograrlo.

aprenda-a-pasear-con-su-perro-relajado-mediante-la-técnica-del-arbol-

Normalmente usamos mal la correa y el collar, usándolo sobre todo para tener una falsa sensación de control que nos de algo de seguridad en nuestro paseo diario con nuestra mascota. En una entrada anterior, Como ser un lider para tu perro en 4 sencillos pasos, te propongo una serie de dinámicas para obtener un control real sobre nuestro amigo canino.

El primer paso para poder ir relajados con nuestro perro, es que no haya tensión en la correa. Eso nos tranquilizara a nosotros que no tendremos que ir haciendo fuerza para que el perro no nos tire al suelo, y al por que al vernos tranquilos y relajados, el estará tranquilo y relajado. El perro siempre estará pendiente de tu estado de ánimo, y normalmente lo imitara.

Pues para llevar a cabo la Técnica del Árbol, lo ideal es caminar con nuestro perro por un lugar tranquilo y  solitario, libre de distracciones. También es recomendable que lo hagamos a ser posible en algún lugar a un par de kilómetros de nuestra casa.

Una vez estamos con nuestro perro, atado con un collar de hebilla normal y corriente (nada de collares de castigo ni nada de eso), y con la correa puesta, empezamos a andar con nuestro perro, y cuando el ponga tensa la correa, nos detenemos y nos quedamos inmóviles. No debemos de movernos del sitio donde nos encontramos.

Eventualmente el perro seguirá tirando y tirando, hasta que en algún momento, seguramente cuando vea que lo de tirar no funciona, dejara de tirar. Ahí debemos de seguir inmóviles, tranquilos y sin hacer fuerza. Se trata de mantenerse en el sitio, no de iniciar como siempre una lucha con el. No le decimos nada, no decimos su nombre ni ninguna palabra puente. Solo nos quedamos inmóviles. Como si fuéramos un árbol.  De ahí el nombre.

Pues una vez haya dejado de tirar, esperamos a que nos mire, que mire hacia nosotros, a ser preferible a la cara (señal de que nos esta prestando atención) y entonces continuamos caminando. Solo esto debemos de hacer. Esta dinámica es una manera fácil y practica de enseñarle a nuestro perro que solo andaremos cuando esté tranquilo. Y debemos ser intransigentes.

Debes tener paciencia, ya que a lo mejor a tu mascota le resulta más complicado que a otro animal, sin embargo esta técnica tiene un 100% de éxito en todos los perros, siendo una técnica usada normalmente por Educadores y Adiestradores caninos.

Espero que lo pongáis en práctica con vuestras mascotas y que me comentéis el resultado, o si tenéis alguna duda os pongáis en contacto conmigo, ya sea por los comentarios de esta entrada como por nuestra página de Facebook, donde contestare encantado vuestras dudas.

 


Categorías

General Perros

Antonio Carretero

Educador canino, Formador personal y Cocinero para perros afincado en Sevilla, tengo una gran vinculación emocional con el mundo de los perros, ya que provengo de familia de adiestradores, cuidadores y criadores profesionales, desde hace varias generaciones. Los perros son mi pasión y mi trabajo. Si tienes cualquier duda, estaré encantado de poderte ayudar, tanto a ti como a tu perro.

Escribe un comentario