Aprende a conectar con tu perro

aprender-a-conectar-con-tu-perro

Son muchas las personas que desean tener un perro, pero luego sienten que su mascota no es suya por así decirlo, sino que ha conectado con otro miembro de la familia o con otros animales. Como con las personas, la conexión no es inmediata, y el que nosotros pensemos que el perro es nuestro, lo cierto es que hay que ganarse a este nuevo compañero para tenerlo como tal.

Aprender a conectar con el perro es algo fundamental para mejorar la relación con él y para conocerlo y evolucionar con él. Las personas que han tenido perro toda su vida y han conectado con ellos saben de lo que hablamos, de ese entenderse casi sin palabras, ese cariño que hay entre ambos y que solo se puede ganar con el tiempo.

Una de las premisas básicas para poder conectar mejor con el perro es la de pasar tiempo de calidad con él. Y le llamamos tiempo de calidad porque no sirve sentarse a ver la televisión con el perro al lado. Hay que prestarle atención, estar con él, compartir juegos y sobre todo paseos. En estas rutinas diarias es en donde se establece una gran conexión entre ambos, al dedicarse tiempo juntos haciendo cosas que al perro le resultan positivas.

Darle educación y adiestrarlo es otra forma de acercarse a él. La mejor forma es el aprendizaje en positivo, con premios como pequeñas chucherías caninas. Esto para ellos es un aprendizaje y un juego, y nosotros comprenderemos mejor la inteligencia del animal, su forma de expresarse  y cómo se comunica con nosotros. Porque no solo se trata de que sea el perro el que entienda a su dueño sino que debe ir hacia ambos lados esta comunicación y comprensión. Tanto el juego como el adiestramiento son dos estupendas formas de conectar con nuestro perro día a día.


Categorías

General Perros

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario