Asociación Española del Perro Mastín Español

mastin español

La economía española estuvo basada durante mucho tiempo en el comercio de la lana. A partir del siglo XII esta producción aumentó notablemente, gracias a la calidad y a la cantidad de razas de ovejas que se veían en las zonas calidad de España.

Quienes eran los mayores dueños de los rebaños decidieron agruparse en el Hornado Consejo de la Mesta para defender los intereses frente a la posición de las ciudades y de la agricultura. El concejo dejo de funcionar a comienzos del siglo XIX.

A cargo de los rebaños se podían ver a los poderosos mastines, quienes contaban con un pelaje que les permitía soportar las extremas condiciones climáticas, además eran excelentes para defenderse de los depredadores y su tamaño les permitía enfrentar sin mayores problemas a los lobos.

Muchas obras de la literatura española los nombran, como en Las Meninas de Velazquez.

Durante el año 1946 se logró la aprobación del prototipo racial que se baso en la biométrica de tres ejemplares procedentes de la zona central de España. En ese momento se podía ver un perro mastín diferente al actual, con una buena talla y características pasilargas, su peso rondaba los 50 kilos.


Escribe un comentario