Balto, la historia real del perro lobo

Estatua de Balto en Central Park.

Son muchas las historias que circulan acerca de Balto, el mítico perro lobo que salvó la vida de centenares de personas en Nome (Alaska). Hoy en día es recordado como un gran héroe que fue capaz de llevar comida y medicación a un gran número de niños que padecían difteria. Son muchas las conmemoraciones creadas en su honor.

Balto era un mestizo entre Husky Siberiano y lobo que nació en el pequeño pueblo de Nome, en 1923. Sólo dos años después, a principios de 1925, la difteria comenzó a atacar a los niños de la zona, por lo que los hospitales comenzaron a demandar urgentemente medicación. A más de 1000 millas del pueblo, en la ciudad de Anchorage, se encontraban las vacunas más cercanas, pero las intensas tormentas de nieve impedían el transporte.


Ningún método tradicional podía soportar las pésimas condiciones atmosféricas, y el pueblo parecía completamente condenado por la epidemia. Fue entonces cuando uno de sus habitantes, llamado Gunnan Kaasen, propuso viajar con su equipo de perros. El plan era llevar los medicamentos en un trineo arrastrado por más de 100 perros, entre los que se encontraba Balto.

Según algunas versiones él guió al resto de los canes durante todo el camino, pero otros dicen que en realidad ocupó el lugar que dejó el primer guía, que se rompió una pata. Gracias a la labor de todo este equipo las vacunas pudieron llegar a su destino y frenar la epidemia, aunque fue el nombre de Balto el que pasó a la historia. Y es que llamó especialmente la atención el hecho de que un perro mitad lobo fuera capaz de cumplir las órdenes de un ser humano.

La prensa internacional se hizo eco de esta historia, y poco después se erigiría en Central Park de Nueva York una estatua dedicada al héroe Balto, obra de FG Roth, acompañada de una inscripción que dice: “Resistencia – Fidelidad – Inteligencia”. También cuenta con otra famosa estatua en su pueblo natal.

En 1927, tanto Balto como sus compañeros de viaje fueron vendidos al zoológico de Cleveland, donde pasaría sus últimos años. Murió el 14 de marzo de 1933, dejando una bonita historia a sus espaldas. Fue embalsamado, y hoy en día está expuesto en el Museo de Historia Natural de Cleveland. Además, su historia ha sido llevada al cine en tres ocasiones.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario