Bañar a tu perro

Bañar a tu perro

Bañar a tu perro puede convertirse en una difícil tarea, pero es muy importante que lo realices para mantener la higiene de tu hogar. El tiempo entre baño y baño dependerá del estilo de vida que lleve, si pasa o no mucho tiempo fuera de la casa, del tipo de piel, etc.

Los profesionales no aconsejan hacerlo con demasiada frecuencia ya que esto podría causar una disminución en la grasa natural de la piel, si lo cepillas frecuentemente tardará bastante en volver a necesitar un baño. Es importante que lo acostumbres desde cachorro, entonces sentirá que el baño es divertido y gratificante.

Siempre utiliza champúes especiales para perros, en el caso de los cachorros existen productos especiales para ellos. Antes de comenzar el baño deberás verificar la temperatura del agua.

Cuando comiences a mojarlo deberás sujetarlo suavemente, evitando que le entre agua a los ojos y orejas. Aplica el champú y dale un masaje hasta que generes espuma. Enjuágalo con ayudante agua.

Para secarlo usa una toalla y luego un secador que no realice ruido y cuyo aire sea frío o tibio. Si el día está lindo déjalo que esté al aire libre pero en un sitio donde no se ensucie.

Cepillarlo frecuentemente permite que el pelo se mantenga limpio, libre de algunos parásitos. Existen diferentes cepillos dependiendo del pelo del perro.


Categorías

Curiosidades

Maria

Redactora de contenidos, editora de blogs, posicionamiento SEO

Escribe un comentario