Bubba, el pitbull que adoptó un gato

Pitbull adopta gato

Bubba es un Pitbull, un perro catalogado entre las razas potencialmente peligrosas por sus características, pero que ha demostrado tener mucha más sensibilidad que incluso algunas personas. Este perro fue rescatado de un refugio, y desde pequeño mostró mucho interés por los gatos, por eso su dueña decidió traerle una compañera.

Este pitbull tuvo que esperar seis años para tener su propio gato, una hembra llamada Rue que parece pensar que Bubba es su mamá. Y no es para menos, ya que el perro la cuida como si fuese suya y él mismo la hubiese adoptado. Es otra de esas historias enternecedoras que nos hacen cambiar la forma de ver a los animales, porque la mítica idea de que perros y gatos no se llevan bien ya pasó a la historia.

Bubba fue adoptado cuando era pequeño, y su dueña, Rebecca Pizzello lo llevó con su compañera de piso, que cuidaba una camada de gatos por aquel entonces. Fue ahí cuando al pequeño Bubba le comenzaron a encantar los gatos, y se enamoró de ellos. Desde entonces, su dueña sabía que algún día cogería un gato para que viviese con Bubba.

Tuvo que esperar seis años, hasta que Rebecca se mudó a Nueva York, para tener su propio gato. Una gata de color naranja, el mismo tono que el pitbull, rescatada también de un refugio. Desde el primer día se llevaron genial, y Rue comenzó a dormir en seguida encima de Bubba, como si fuese su madre.

Bubba la cuida y la lava como si fuera su cachorro. Duerme junto a ella para darle calor y tiene toda la paciencia del mundo con la gata Rue. Una bonita historia que nos demuestra que los tópicos de siempre a veces están más que equivocados, porque este  pitbull se lleva genial con gatos y además ha adoptado el suyo propio.


Categorías

Curiosidades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.