Carbunco bacteriano

Carbunco bacteriano

En este artículo nos referiremos al carbunclo bacteriano o ántrax. Se trata de una enfermedad de tipo infecciosa de curso agudo, esta enfermedad es muy contagiosa, si bien normalmente se presenta en los rumiantes es transferible a otros animales y al hombre.

Cuando la enfermedad se presenta en los bovinos estos sufren de una muerte súbita, con hemorragias por los orificios naturales. Si bien son muchos los programas de control que existen en el mundo lo cierto que en ocasiones suelen aparecer algunos brotes, que generan una importante pérdida económica.

La enfermedad es causada por una bacteria que se llama Bacillus anthracis que se caracteriza por contar con una cápsula y generar una toxina que es la responsable de la muerte del huésped.

Esta bacteria, cuando entra en contacto con el oxígeno forma una espora que resiste a severas condiciones climáticas. Al ingresar al organismo del animal reconstituye la forma vegetativa con toxinas, responsables de la muerte de muchos animales.

El signo más característico es la muerte súbita de los animales. Son pocos animales que son observados con síntomas clínicos, en estos casos se ven con vacilación al andar, frecuentes temblores problemas respiratorios.

Cuando se encuentran animales que sufrieron este tipo de muerte los cadáveres deben ser sometidos a necropsia para que se evite la diseminación de esporas en el medio ambiente. Una importante fuente de infección es el agua contaminada, cuando se afecta con restos de cadáveres infectados o como consecuencia de inundaciones. Tanto las moscas como los insectos pueden albergar bacilos de carbunclo y ser transmisores mecánicos.

Los perros y animales silvestres carroñeros pueden ser una importante fuente de diseminación al trasladar los restos de animales muertos de una zona a otra.


Categorías

Enfermedades

Maria

Redactora de contenidos, editora de blogs, posicionamiento SEO

Escribe un comentario