Cinco canciones inspiradas en un perro

Chihuahuas sobre un piano.

A lo largo de la historia el perro ha servido como gran fuente de inspiración para distintas variedades artísticas: pintura, cine, decoración… y por supuesto, la música. De ahí que encontremos una lista infinita de canciones que hacen referencia a las mascotas de sus compositores, o bien a canes famosos por sus hazañas. En todo caso podemos escucharlas de cualquier género, época y nacionalidad. Éstas son cinco de las más populares.

1. “Laika”, de Mecano (1988). Se trata de un precioso homenaje que el grupo español dedica a Laika, una perrita callejera lanzada por Rusia al espacio dentro del Sputnik 2, en noviembre de 1957. Fue el primer ser viviente en orbitar la Tierra, aunque sólo sobrevivió entre 5 o 7 horas después del lanzamiento como resultado de las altas temperaturas y el pánico. Hoy día los expertos aseguran que el diseño de la cápsula en la que se encontraba el animal no era adecuado. Nacho Cano compuso esta balada en su honor.


2. “Martha My Dear”, de The Beatles (1968). Escrita por Paul McCartney, a priori se asemeja a una canción tradicional de amor. De hecho, durante años gran parte del público opinaba que estaba dedicada a la actriz Jane Asher, su antigua pareja. Sin embargo, el propio artista reconoció en 1977 que estaba inspirada en su mascota, una pastora inglesa que adoptó en 1965.

3. “Old King”, de Neil Young (1992). El cantante canadiense Neil Young compuso este tema dedicado a Elvis, su perro, que falleció poco antes de publicar el disco en el que incluyó esta canción, llamado “Harvest Moon”. En su letra explica que era su fiel compañero y cuánto significaba para él.

4. “I love my dog”, de Cat Stevens (1966). El músico londinense expresa con esta melodía lo mucho que quiere a su mascota, un teckel que encontró abandonado en la calle atado a un poste. “Todo lo que necesita es amor y sabe que lo tendrá” es una de las frases más destacables de su letra, considerada ya un icono para los amantes de los animales.

5. “Mi perro amigo”, de Rafael Farina. Se desconoce el año exacto en que el famoso cantante de copla y flamenco la compuso. Muy emotiva, relata cómo su mascota murió a manos de unos ladrones que entraron a robar a su casa, y afirma que no siente la pérdida de los bienes materiales, sino la de su mejor amigo. “Maldita sea la mano, que mata a un perro”, narra el triste estribillo de esta canción, que supone uno de los mayores homenajes a la figura del perro dentro de la música española.


Categorías

Curiosidades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario