Collar isabelino

Mediante el uso del collar isabelino evitaras que el perro pueda acercarse a la zona que por alguna razón tiene herida, evitando que pueda rascarse o lamerse. Son ideales para ser usados luego de una intervención quirúrgica. Debes tener presente que no todos los perros se adaptan a su uso, ya que puede resultarle muy incomodo.

En el caso de que el veterinario te aconseje su uso debes llenarte de paciencia y colocárselo tantas veces como el intente sacarlo. Normalmente será el profesional el que lo coloque en su consultorio, pero en caso de que sea necesario lo podrás comprar o hacerlo vos mismo si eres habilidoso.

Cuando tu perro deje ponérselo y no se lo quiera quitar te aconsejamos regalarle alguna chuchería como recompensa.

Un punto muy importante es como lo controlaremos durante la noche, ya que dormir con él puede ser bastante incomodo y en ese momento intentará quitárselo, causando un daño en su herida.

Los collares isabelinos son muy asequibles, partiendo desde los 5 euros en adelante. El tradicional es transparente, pero ya se ha creado los de color y con diferentes estampados si es que quieres algo original.


Escribe un comentario