Collares y arnés para perros

Puedes preguntarte si es aconsejable el uso de collares o el uso de arnés a la hora de salir a pasear al perro. Existen diferentes opiniones al respecto. Muchos aseguran que el uso continuo de los arneses puede provocar daños en la espalda d tus mascotas.

Recordemos que el collar se abrocha en su cuello y el arnés sujeta la parte superior del animal. Te contaremos las diferencias de cada uno.

El uso de arnés le brinda al dueño del perro mayor tranquilidad, ya que por medio de el se tendrá mayor control de la mascota, y si estas en la calle y se mete en algún problema podrás mantenerlo alejado con un breve tironsito.

Los collares deben ser puestos alrededor de su cuello. Existen en el mercado unos collares que se denominan ‘collares de castigo’ o ‘collares de ahorque’, son los que se emplean para oprimir rápidamente el cuello del perro de un golpe seco, causándole dolor. Si bien se utilizan mucho a mi no me parecen los más recomendables, no considero que sea necesario castigarlo para poderlo educar.

Los head halters se emplean en los perros que tironean mucho cuando salen a caminar. Este tipo de collar debe emplearse como complemento del adiestramiento, ya que de usarlos solos no se solucionará el problema.

Las primeras razas que usaron el arnés fueron los Huskies, que tiraban a los perros de nieve. En este caso el arnés tenía la función de que el perro usase el peso de su cuerpo para llevar a cabo una tarea específica.


Escribe un comentario