Cómo acostumbrarle a ir al veterinario

Perro con veterinario.

Es muy común que, desde su primera visita al veterinario, nuestro perro establezca una asociación negativa entre la clínica y el dolor. Esto puede hacer que cada revisión o vacuna se convierta en una auténtica pesadilla. Para evitar este mal trago tanto al animal como al especialista, tendremos que esforzarnos por calmar su ansiedad.

Lo primero y básico es que el perro desgaste su exceso de energía con un largo paseo. Es importante que nos tomemos nuestro tiempo antes de ir a la clínica, haciéndole caminar un buen rato para que baje su nivel de ansiedad. De esa forma, estará más tranquilo cuando se encuentre con el veterinario, por lo que será más manejable.


Los perros absorben la energía que encuentran a su alrededor, así que es importante que nosotros también estemos relajados. De este modo transmitimos tranquilidad a nuestra mascota, haciendo que su estrés disminuya. En este sentido, se recomienda acudir a la clínica sin prisas.

Muchos perros asocian el coche a la visita al veterinario, por lo que se aconseja llevarlos de vez en cuando en coche a lugares distintos, especialmente a sitios donde puedan divertirse. Por otra parte, si lo llevamos en trasportín, podemos meter también uno de sus juguetes para que se sienta mejor.

Es importante acariciar al perro antes de entrar a la consulta, para que gane confianza. Pero jamás debemos consolarlo, ya que eso puede hacer que se sienta inseguro; lo que nuestra mascota necesita en ese momento es que nos mostremos firmes y tranquilos.

Durante la revisión, es mejor que nos mantengamos siempre en el campo de visión del animal, para que no se sienta abandonado. Además, es clave que encontremos un veterinario de confianza, que sepa tratar con cariño y paciencia a nuestro perro. Él sabrá asesorarnos para controlar el miedo de nuestra mascota y nos aportará la tranquilidad que necesitamos.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario