Cómo actuar ante un golpe de calor

Cómo actuar ante el golpe de calor

Estamos en la época del año en la que hay temperaturas más altas, y esto también puede afectar a nuestros peludos. Debemos ante todo tener todas las precauciones posibles para que a nuestro perro no le siente mal el calor. Su cuerpo no regula el calor exterior como el nuestro, ya que solamente pueden liberarlo mediante jadeos y a través de las almohadillas. No tienen glándulas sudoríparas como nosotros, lo que les dificulta refrigerarse.

Lo que hay que evitar para que no sufran un golpe de calor, es sacarlos a pasear en las horas centrales del día, o dejarlos expuestos a altas temperaturas, por ejemplo en la playa sin sombrilla o encerrados en el coche. Además, perros viejos, cachorros, enfermos y de determinadas razas, como los nórdicos o los que tienen el hocico chato, tienen todavía más posibilidades de sufrir el golpe de calor.

Si no hemos podido evitarlo, debemos saber cuáles son los síntomas más habituales, para actuar en consecuencia. El decaimiento, los temblores musculares, la piel y lengua en tonos azules debido a la falta de oxigenación, la respiración muy rápida y costos y un ritmo cardíaco elevado son síntomas visibles.

Las consecuencias de un golpe de calor pueden llegar a provocar la muerte del animal, por lo que hay que tomárselo muy en serio y actuar rápidamente. Puede sufrir un edema cerebral, fallos en los órganos y hemorragia intestinal. Si tienes un veterinario cerca, no dudes en llevarlo de inmediato, para que lo traten profesionales. Si no te es posible, deberás realizar unos primeros auxilios y luego trasladarlo.

Tienes que bajar la temperatura del animal de forma gradual, evitando aplicar hielo o algo demasiado frío. Con paños húmedos y frescos, humedece el cuello, las ingles y las axilas. Trata de rehidratarlo poco a poco, y trasládalo al veterinario. Si mantienes la temperatura más baja, no sufrirá tantos daños. Pero ya sabes que lo mejor siempre es prevenir.


Categorías

Enfermedades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario