Cómo actuar en caso de envenenamiento

Caniche en el veterinario.

Lamentablemente, escuchamos a menudo casos de perros que son envenenados por personas sin escrúpulos. Éstas suelen esconder comida con sustancias tóxicas en distintos rincones de la calle, especialmente entre la vegetación, sin otra intención que dañar a las mascotas de los demás. Por ello es fundamental que sepamos cómo actuar en estos casos.

En primer lugar, recoger muestras de la sustancia que haya envenenado al perro o de su vómito ayudará al veterinario a tratar el problema. Además, dará pistas a la policía para encontrar al culpable. Acto seguido, debemos acudir lo antes posible a una clínica veterinaria, pues en esta situación cuanto antes actuemos más posibilidad de curación tendrá el animal.


Entre los primeros síntomas de envenenamiento se encuentran los mareos, por lo que notaremos a nuestro perro apático, triste y molesto. También pueden darse temblores, excesiva salivación, jadeos, tos, problemas respiratorios o desmayos. Las convulsiones son uno de los síntomas más graves.

Existen varios mitos referentes a este tema. Por ejemplo, hay quien dice que dar agua oxigenada, leche, aceite, sal o yogurt puede ayudar al can a vomitar el veneno, pero lo cierto es que podemos empeorar aún más la situación. Tomar líquidos en este caso podría producir ahogamiento. La única medida realmente efectiva es llevarle inmediatamente al veterinario para que le hagan un lavado gástrico.

Para prevenir este problema es importante que eduquemos a nuestro perro para que no coma cosas del suelo de la calle. Aunque lo cierto es que siempre puede sentirse tentado a hacerlo, por lo que lo mejor será que observemos atentamente su conducta durante el paseo, pudiendo impedir que coma sustancias nocivas tirando rápidamente de la correa. Por otro lado, en casa jamás debemos dejar sustancias nocivas a su alcance, como detergentes, lejía, bolas de naftalina, ambientadores o insecticidas.

El envenenamiento de animales está catalogado como un acto ilegal que debe ser sancionado. Si nuestra mascota es dañada de esta manera o vemos a alguien colocar veneno en la vía pública, debemos denunciar al teléfono gratuito 062 del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona). Con una simple llamada podemos salvar las vidas de decenas de animales.


Categorías

Enfermedades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario