Cómo combatir el mal aliento de tu perro

Cachorro jadeando.

El mal aliento en el perro es un problema muy común, aunque también suele ser fácil de solucionar. Muchas veces basta con adoptar unos hábitos de higiene frecuentes, optar por una alimentación adecuada y recurrir a algunos juguetes especiales.

El primer paso para acabar con la halitosis canina es cepillar los dientes de nuestra mascota. De esta forma prevenimos la formación de placa bacteriana, gran responsable del mal olor. Debemos hacerlo al menos dos veces a la semana, y siempre con un cepillo y una pasta especiales para perros; de lo contrario, podríamos irritar sus encías.


Si hasta ahora nunca habíamos cepillado sus dientes, lo mejor será que lo consultemos con el veterinario, ya que puede que necesite una limpieza dental profesional. Únicamente un experto podrá determinar si este procedimiento es indispensable o basta con la higiene diaria en casa.

La dieta que lleve también influye en el aliento de los canes. Por ejemplo, el exceso de carne puede provocar halitosis, especialmente si es cruda, ya que deja muchos residuos entre los dientes. Lo mismo ocurre con la comida blanda y enlatada, por lo que lo mejor es optar por pienso seco. Un detalle igualmente importante es mantener el cuenco de su comida limpio, pues los restos de comida se descomponen dando lugar a peligrosas bacterias.

Por otro lado, podemos comprar productos específicos para reducir el mal aliento de nuestro perro. Unos de los más comunes son los huesos o galletas especiales para eliminar el sarro de los dientes. También encontramos juguetes destinados a limpiar su superficie y cuidar las encías. Sin embargo, ninguno de ellos debe sustituir jamás el cepillado.

Si tras todos estos cuidados el animal sigue sufriendo halitosis, lo más conveniente será que visitemos al veterinario, pues puede ser un síntoma de problemas como diabetes, amigdalitis, insuficiencia renal o enfermedades gastrointestinales.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario