Cómo cuidar a un Husky Siberiano

Husky siberiano en el campo

El Husky Siberiano es una de las razas de perros que antiguas que existen actualmente. Se parecen mucho a los lobos y, como ellos, tienen unos cuerpos diseñados para hacer largas caminatas. Pero además, tienen un carácter muy especial, casi se podría decir que es propio de la raza, pero sobretodo es un perro muy noble y muy cariñoso que enamorará a toda la familia.

Sepamos cómo cuidar a un Husky Siberiano.

Adiestramiento

Durante los primeros meses que esté con nosotros, es muy importante que le enseñemos algunas órdenes básicas como ”sienta”, ”quieto” o ”dar la pata”, y sobretodo ayudarle a que se acostumbre al ruido que pueda escuchar durante los paseos y en la casa, a la presencia de otras personas y animales, y también al veterinario.

Para ello, debemos empezar ya desde el primer día a llevar una bolsita con premios para perros (blandas, para que pueda morderlas fácilmente), y ”capturar” los buenos comportamientos. Por ejemplo, si se sienta (independientemente de si se lo has pedido o no), dale un premio; si te da la pata, otro premio. Este refuerzo positivo, junto con las golosinas, ayudará al perro a saber qué comportamientos están bien y, por lo tanto, cuáles debe de repetir. El mal comportamiento se suele ”extinguir” por sí solo con el tiempo.

Cepillado

Es necesario cepillarlo como mínimo una vez al día. Pero en verano habrá que hacerlo más a menudo: entre 2 y 4, especialmente si vives en una zona que tiene un clima cálido. Por cierto, si ese es tu caso, asegúrate de que tiene suficiente agua y de evitar que su cuerpo se sobrecaliente demasiado.

Alimentación

Otro punto del que no podemos olvidarnos es el de la alimentación. Es muy recomendable que se le dé una comida de calidad, ya sea natural (o BARF), o bien piensos holísticos que contengan un alto porcentaje de carne y estén libres de cereales. Son más caros que los convencionales, pero piensa que lo que te gastas en comida, te lo ahorras en el veterinario, ya que tu perro va a tener una muy buena salud.

Atención veterinaria

Y hablando de gastos veterinarios. Es importante (de hecho, es obligatorio) ponerle al menos las vacunas obligatorias, y la revacunación anual contra la rabia. También se aconseja esterilizar o castrar al animal, a menos que se quiera hacer criar, a partir de, como mínimo, los 7 meses si es hembra, o a partir de los 10 meses si es macho.

También es conveniente implantarle el microchip, pues en el caso de que se pierda, si es llevado a una clínica enseguida te localizarán (de todas formas, te aconsejo que le pongas un collar con una placa identificativa a la que se le habrá grabado tu número de teléfono, pues así la persona que lo encuentre te podrá llamar directamente, sin necesidad de tener que llevar al perro al veterinario).

Paseos

Como hemos dicho, es una raza que necesita caminar mucho. Llévatelo a dar largos paseos y, si te gusta y puedes, id a pasear por la montaña o por el campo. Seguro que ambos disfrutaréis mucho.

Husky siberiano

Por último, es necesario que sepas que los perros de esta raza son un poco tercos, por lo que para evitar problemas futuros es muy, muy aconsejable que se les adiestre de pequeños, usando el refuerzo positivo.


Categorías

Razas Perros
Etiquetas

Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario