Cómo cuidar a un perro abandonado

Perro abandonado

El abandono de animales es uno de los problemas más serios a los que se enfrentan todos los países del mundo. Tanto gatos como perros son separados de lo que creían que era su hogar simplemente porque dejaron de gustar a sus familias, o porque crecieron más de lo que creían.

Así pues, te vamos a explicar cómo cuidar a un perro abandonado, para que recupere la seguridad y la confianza que unos humanos le arrebataron el día que lo dejaron en la calle.

Lo primero de todo es tratar de que confíe en nosotros, ya que así evitaremos que nos muerda por miedo. Es muy importante que sepamos esto: si está en la calle lo más que sentirá es miedo. Si actuamos de una manera brusca o violenta, lo que conseguiremos es que se sienta aún más inseguro y pueda atacarnos, con el consecuente riesgo que ello supondría, pues no sabemos si está enfermo o no.

Es mucho más recomendable acercarnos poco a poco, a ser posible con comida, y sin mirarle directamente a los ojos. Si hay suerte, enseguida se acercará a ti. Ahora bien, si ves que está muy nervioso, o muestra síntomas evidentes de estar enfermo, no dudes en llamar a una protectora de animales para conseguir atraparlo.

Perro protegido

El siguiente paso será llevarlo al veterinario para que verifique si tiene microchip, en cuyo caso podría localizar al humano, y sobretodo para que lo revise. Si finalmente la persona lo rechaza, el animal estará en situación de abandono, por lo que tendrás que decidir si quieres que se convierta en tu nuevo amigo, o si por el contrario prefieres buscarle un hogar.

Si optas por llevártelo a casa, tendrás que ser muy paciente. Pero por lo general en muy pocos días el perro se acercará a ti buscando que le acaricies y le des cariño, especialmente si le enseñas premios para perros de vez en cuando a lo largo del día 😉 .

No te olvides de sacarlo a pasear con correa para que explore los alrededores de su nuevo y definitivo hogar.

Enhorabuena.


Categorías

General Perros

Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario