Cómo cuidar a un perro recién nacido

Cachorro bebé

Si te encuentras a un perrito recién nacido, o si la madre no puede atenderlo como debería, ¿qué hacer? Durante los primeros dos meses de vida del can tenemos que cuidarlo lo mejor que sepamos, proporcionándole calor y alimentándolo regularmente para que pueda crecer sano y fuerte.

No es una tarea fácil, pero se puede conseguir. A continuación te vamos a explicar cómo cuidar a un perro recién nacido.

Proporciónale un lugar seguro

En este lugar va a pasar muchas horas y muchos días hasta que aprenda a caminar. Por ello, te recomiendo colocarlo dentro de una caja de plástico ancha y alta, de unos 60x40cm de altura como mínimo, para que pueda moverse sin correr el riesgo de caerse. Y es que, aunque sea muy pequeño, cuando sienta hambre podría gatear y salirse de la caja.

Dale calor

Por experiencia cuidando una gatita recién nacida, te aconsejo que le pongas a tu perro mantas. El papel de periódico también sirve, pero piensa que podrías tener que poner de nuevo cada día, y si no eres de los que compra a menudo, podría no salirte a cuenta; en cambio, si le pones una manta, si se mancha tan sólo tendrás que limpiarla y volvérsela a poner.

Asimismo, es importante que le pongas una botella térmica o botellas de cristal con agua caliente, que tienes que envolver con un trapo para evitar que se queme.

Aliméntalo regularmente

El cachorro tiene que comer cada 2 o 3 horas durante las primeras dos semanas, y cada 3-4 horas la tercera y cuarta. Pero no se le puede dar cualquier tipo de leche, sino que es muy necesario que se le dé una leche materna artificial, preparada especialmente para perros que encontrarás a la venta en clínicas veterinarias.

La manera correcta de dársela es colocando el animal de manera horizontal, boca abajo, con la cabeza un poco inclinada hacia arriba. No hay que ponerlo de pie nunca, pues la leche podría irse hacia los pulmones, acabando con su vida.

Ayúdale a hacer sus necesidades

Después de cada toma, con una gasa o papel higiénico humedecido con agua templada debes de estimularle su zona perianal y anal para que orine y defeque, usando una gasa o papel limpio para cada zona, a fin de evitar infecciones.

No le quites el cordón umbilical

El cordón umbilical se le caerá solo durante la primera semana, por lo que no es necesario que se lo quitemos nosotros. Eso sí, si ves que pasa ese tiempo y continúa con él, llévalo al veterinario.

Cachorro de Husky

Mucho ánimo. 🙂


Categorías

Cachorros

Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario