Como cuidar de tu perro durante las estaciones calurosas (II)

Perros en la playa

Hoy proseguimos comentándote algunos consejos y situaciones sobre como cuidar de tu perro durante las estaciones calurosas que te serán útiles para que tu perro disfrute de la primavera y el verano tanto como tú.

En el caso de la alimentación, no te preocupes si tu perro come menos, ya que es común que su apetito disminuya durante estas épocas; pero igualmente controla en qué porcentaje aproximado tu perro reduce su alimentación, pues, de reducirse en exceso, podría causarle un debilitamiento. Recuerda alimentarlo preferiblemente en las horas más frescas del día, momentos en los cuales se encontrará más animado y con mayor apetito.

Por el contrario, su consumo de agua aumentará en gran manera, por lo que tu trabajo de llenarle el bebedero se duplicará, al igual que el de su limpieza, ya que las bacterias son muy proliferas con el calor y podrían causar olor o descomposición del agua.

Y si hablamos de proliferos, no podemos dejar de mencionar uno de los problemas más grandes que aqueja tanto a perros como a dueños: los parásitos!. Y es que como muchos organismos vivos, estos molestos bichitos se multiplican vertiginosamente cuando las horas de luz solar aumentan, por lo que tendrás que equiparte para combatir a un ejército de pulgas y garrapatas que de seguro intentara alojarse en tu mascota. Aumentando la cantidad de baños y manteniendo un buen control antiparasitario, tanto en tu perro como en su hábitat, será una buena forma de prevenir y combatir este problema.

Un perro bañándose en la piscina

Mientras el calor sea más fuerte, menos actividad presentará nuestro perro, mostrándose agotado la mayor parte del día, por lo que, si tienes oportunidad, una buena forma de matar dos pájaros de un tiro, haciéndolos practicar ejercicio para que se mantengan saludables a la vez que se refrescan, es llevarlos a nadar. A la mayoría de los perros les gusta chapotear junto a su dueño, por lo que en este sentido no tendrías mayores inconvenientes, pero recuerda luego bañarlo muy bien para quitarle las sales marinas y secarlo a conciencia, especialmente las orejas, pues de lo contrario tu perro podría sufrir de otitis.

Ten en cuenta que todos estos consejos y casos se aplican mejor en la temporada estival, pero no obstante, y tendiendo en cuenta los notorios cambios que ha sufrido el clima, es probable que la próxima primavera no carezca de periodos verdaderamente agobiantes, y debemos estar preparados para ayudar a que nuestro perro pase por estas épocas de la mejor forma posible.


Escribe un comentario