Cómo curar una herida a mi perro

Perro con collarín

Los perros a menudo sufren heridas que pueden estar producidas por otros animales o bien por un simple roce con un objeto punzante. Especialmente si son hiperactivos, el riesgo de que les acabe ocurriendo algo así es alto. Es muy difícil evitar que terminen con pequeños cortes alguna que otra vez a lo largo de su vida. Teniendo esto en cuenta, es conveniente tener en casa nuestro maletín de primeros auxilios para curar a nuestros peludos.

Así pues, veamos cómo curar una herida a mi perro.

Lo primero que hay que hacer es observar detenidamente la herida para saber cuán grave es. Para poder hacerlo bien es importante que estemos tranquilos, ya que así le transmitiremos esa sensación a nuestro amigo y nos será mucho más fácil examinársela. Aún así, si ves que está muy nervioso, no dudes en pedir ayuda a una segunda persona, la cual se encargará de sujetarlo -con suavidad pero con firmeza-.

Si la herida sangra mucho, o si ha habido fractura, hay que llevar al animal al veterinario. Durante el trayecto, se ha de presionar la herida con una venda o con un trapo limpio. En el caso de que sea una herida leve, se puede curar en casa de la siguiente manera:

  1. Con unas tijeras previamente desinfectadas con alcohol de farmacia, se ha de cortar el pelo de la zona afectada.
  2. Después, con una gasas humedecidas en agua templada y jabón, se limpiará la herida.
  3. Ahora, hay que desinfectarla con yodo diluido en agua, en una proporción 1:10 (una parte de yodo y diez de agua). Para ello, se ha de utilizar una gasa nueva.
  4. Finalmente, hay que dejar airear la herida. Para que cure lo antes posible, es importante que el perro lleve puesto un collar isabelino.

Perro atento

Fácil, ¿verdad? Las heridas no sangrantes se pueden curar sin necesidad de ir al veterinario, por lo que se evita tener que hacerle pasar un mal rato. Pero recuerda que si sangra, es importante que lo lleves para que se la curen allí.


Categorías

Curiosidades

Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario