Cómo curar una quemadura a un perro

Quemaduras en perros

Las quemaduras no suelen ser frecuentes en los perros, porque ellos no manipulan aceites o aguas hirviendo en casa, pero nada nos asegura que no pueda ocurrir un accidente, como nos pasa a nosotros en ocasiones. Es por eso que siempre debemos tener presente cuáles son los primeros auxilios que debemos llevar a cabo cuando se producen algunos de estos problemas.

Curar la quemadura a un perro es algo que hay que dejar al veterinario, pero nuestra actuación en los primeros momentos es fundamental. Estas quemaduras pueden tener varios grados, como en los humanos, y las de tercer grado son las más graves, y pueden llevar al animal a morir, por lo que la rapidez es muy necesaria en estos casos.

En casa debemos tener siempre un botiquín para perros, así como lo tenemos para las personas. También ellos tienen accidentes y problemas, y a veces requieren de cuidados y productos especiales. En este caso, el tratamiento es bien parecido al de los humanos. En ese botiquín debemos tener gasas, pomada antibiótica o para quemaduras, y sirve la que se aplica en personas.

Cuando el perro sufra algunas de estas quemaduras en la piel, hay que actuar de inmediato. Puede ser en la piel y también en las patas por pisar algo ardiendo. Hay que aplicar agua, si es quemadura por calor, para rebajar la temperatura, nunca utilizar hielo. Acto seguido, debemos aplicar pomada antibiótica en la zona, para evitar infecciones. Se puede tapar con una gasa, para que el perro no la toque, pero sin presionar.

Hay que llevar al perro de inmediato al veterinario de urgencias. Allí valorarán la gravedad de la quemadura, ya que en ocasiones el animal necesita ser operado y recibir injertos. Si no es grave, suelen limpiar bien la herida y aplicar la pomada y antibióticos orales en ocasiones.


Categorías

Enfermedades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario