Como evitar la ansiedad en mi perro

Como-evitar-la-ansiedad-en-mi-perro-2

Como evitar la ansiedad en mi perro es un repaso a varias situaciones a las que se enfrentan mucho perros a diario, y que son totalmente responsabilidad nuestra, como parte humana de la pareja, y que muchas veces pasamos por alto con mucha facilidad, ya que damos por sentado ciertas cuestiones sobre ciertos aspectos de nuestra relación con ellos, humanizándolos en el proceso de una manera que les resulta tremendamente negativa.

En el articulo de hoy, os enfrentaré a situaciones donde os reconoceréis perfectamente y espero que os ayude a cambiar un poco ciertos comportamientos, lo que en definitiva supondrá una mejora en la vida de vuestros animales. Os dejo con la entrada; Cómo evitar la ansiedad en mi perro. Espero que os guste y os sea útil.

Como-evitar-la-ansiedad-en-mi-perro-4

Antes de nada

En el día a día normal de alguien que trabaja con los perros y sus propietarios como yo, me enfrento a un problema que para mí, es la raíz de muchos de los problemas que afectan a la vinculación que tenemos con nuestros perros, y del cual no tenemos ni idea o cuando la tenemos esta totalmente equivocada…y es que muchas veces sin querer y otras queriendo, humanizamos a nuestros animales hasta el punto de someterlos a unas tensiones para las cuales ellos no están preparados, creando episodios de estrés que en muchas ocasiones se convierten en situaciones al borde del mas total y absoluto descontrol, que nos llevan a incluso dudar si somos capaces o estamos hechos para tener perro.

Y ese sentimiento, es algo normal, Saber cómo evitar la ansiedad en mi perro no es algo fácil. En una entrada anterior Educando a un nivel emocional: El Estrés que provocamos los humanos y en Educando a un nivel emocional: El Estrés que provocamos los humanos II, hablo de ese tema con algo más de profundidad.

Humanizando al animal

Algo mas que tratarlos como humanos

Cuando hablo de humanizar, no me refiero a que simplemente los tratemos como humanos, si no que muchísimas veces, trasladamos nuestro estrés y nuestros problemas, que al fin al cabo, son los problemas de una persona y para ellos son incomprensibles, y muchas veces incompatibles con sus necesidades.
Ante todo, quiero señalar que un perro, tiene unas necesidades básicas al igual que nosotros, y que a pesar de que para nosotros, esas necesidades pueden no tener la misma importancia en nuestra escala de valores, ya sea por que sean muy básicas o por que no las compartamos, para ellos son la base de la misma felicidad, y una cosa se seguro: la inmensa mayoría de la gente que tiene perro, quiere verlo feliz.

Como-evitar-la-ansiedad-en-mi-perro-6

Paradigma establecido

Es por ello que quiero enfocar este artículo, hacia el intentar cambiar un poco el paradigma que tenemos establecido en cuanto a la relación con nuestro perro se refiere, escribiendo sobre como hay situaciones que son habituales en la vida que tenemos en común con nuestra mascota, y que sin embargo, nos afectan de una manera muy distinta.

Creo que estaremos de acuerdo, en que todas las necesidades de nuestro perro, tienen que ser cubiertas de una manera u otra por nosotros, y con esto quiero decir, que si nuestro perro come, es por que nosotros le damos de comer, si nuestro perro bebe, es por que nosotros le damos de beber, si nuestro perro juega, es por que nosotros jugamos con él o le proveemos de juguetes o compañeros de juego. Hay que ser muy conscientes de esto: Todo lo que tiene y necesita, proviene de nosotros. Y esto es una gran responsabilidad,que diría Peter Parker.

Una gran responsabilidad

Esta responsabilidad, es una fuente de alegrías, y sin embargo también una gran fuente de problemas si no sabemos como afrontarlo de una manera correcta y lógica. La manera para mí entender de enfocarlo es saber, que cada decisión que tomamos sobre nuestra vida o la vida de nuestro perro, le afecta, a veces tan profunda e intensamente, que se convierte en una fuente de estrés inagotable y eterna si no somos conscientes de ello, y la mayoría de las veces, no lo somos.

Tomamos decisiones a la ligera, que afectan y mucho a la calidad de vida de nuestro animal, y luego nos preguntamos qué pudo pasar, qué pudo salir mal, cuando nuestro amigo perruno saca el problema a relucir, para luego pasar a depositar toda la responsabilidad en el pobre perro, cuando no sabemos o no queremos ver que la solución del problema esta en nuestro lado, ya que pobre solución le puede dar el animal si somos nosotros los que tomamos todas las decisiones por el, o si bien el tomarlas no esta al alcance de su cognición o de su inteligencia.

Por ello hay situaciones que para el perro son negativas y que nosotros hacemos a diario, y que acaban desembocando en un foco de estrés para él. Y os voy a poner varios ejemplos de esto para asegurarme de que os quede claro.

Como-evitar-la-ansiedad-en-mi-perro-5

Las necesidades y la motivación

Saciar una necesidad

Un perro necesita beber a diario, eso lo tenemos claro. El perro necesita tener a su disposición agua fresca todo el día. Yo he visto casas donde había perro, donde el recipiente del agua no era suficiente a todas luces para albergar la suficiente cantidad de agua para que el perro pueda verse saciado durante un día.

Esto le provoca al perro, una cierta incertidumbre, ya que es por lógica que cuando se lo beba se le acabará, y no habrá agua hasta que el responsable de ello se lo llene, que en este caso es su propietario, su amigo humano. Cuando normalmente comento este tema al dueño del animal, casi siempre me encuentro la misma respuesta: Yo se lo lleno de vez en cuando. De vez, en cuando…la misma frase denota que habrá momentos en que el recipiente este vacío, ¿y que hará el perro en ese momento si tiene sed? Si ademas esa situación se convierte en algo habitual, algo tan normal con el beber, se puede convertir en un foco de estrés para el pobre animal.

Motivaciones básicas

Otro ejemplo que no me gusta nada ver: el sacar el perro. Ha diario me enfrento a familias que tienen como costumbre, no darle la suficiente importancia a las salidas al exterior de su mascota. Es tipico también encontrarme los que creen que por que tienen un patio grande exterior, el perro ya no necesita salir fuera. Eso es un gran error. Y es un error que él, paga caro.

Un perro que no sale, es un perro que no se relaciona con su entorno, que no se comunica desde aspectos básicos con los demás individuos de su especie, que se encuentran cerca de el, hará que no pueda jugar con otros perros o que no pueda hacer una de las actividades mas relajantes para un perro, andar.

Os pongo un ejemplo que seguro que os suena; llegamos a casa cansados y tenemos que sacar a nuestro amigo, que lleva esperándonos unas 5 horas y tiene muchas ganas de salir a miccionar, defecar, jugar y en definitiva relajarse un poco y nosotros ganas de sentarnos o acostarnos a descansar. Pues hay gente que llega del trabajo, de estudiar o de una fiesta, que sitúan las necesidades del perro por debajo de las suyas, y lo sacan a que haga sus necesidades para después inmediatamente, volver a introducirlo entre las cuatro paredes de la casa. ¿Cómo afecta eso al animal? Pues lo limita a estar a expensas de tus deseos o de tus necesidades, generándole estrés y ansiedad al no tener necesidades básicas para el como relacionarse, jugar, andar, oler, o paliar su curiosidad.

Todas estas actividades, son las que a él le ayudan a gestionar de una manera eficiente y positiva para él, el estrés que le genera su vida en la sociedad humana, donde tiene que pasar horas y horas encerrado sin hacer nada o ir atado para poder desplazarse. Ese no hacer nada no tiene las mismas implicaciones para nosotros que para él.

Como-evitar-la-ansiedad-en-mi-perro-3

Un perro que está todo el día encerrado inactivo, sin ningún tipo de estimulación, está más predispuesto a desarrollar cualquier tipo de patología, ya sea mental o física, que perros que tienen una actividad media o alta durante el día. Los perros necesitan de cierta actividad diaria que les cubran las necesidades de juego y ejercicio, así como la curiosidad de poder relacionarse con nuevos individuos, ya sea de su especie o de otra, o con nuevos entornos, o de investigar nuevos objetos, etc.
Esta necesidad, puede llegar a convertirse en un problema al no ser resuelta correctamente, ya que se convertirá en una motivación que tener que cubrir para poder saciarla. Y voy a poner el ejemplo con la comida.

El estrés y la comida

Un ejemplo claro de humanización, que es a mi entender uno de los mayores focos de estrés para un perro, es la dieta que le damos, y no me refiero a darle las sobras de nuestra comida, que eso seria muy aceptable, me refiero a la dieta basadas en piensos industriales. Estos piensos están hechos en su mayoría con cereales y dan un aporte de carbohidratos muy superior a lo aconsejable para un carnívoro. El perro, como carnívoro que es, no genera la enzima amilasa en la saliva para metabolizar correctamente los carbohidratos. Sin embargo, la mayoría pensamos que darle de comer a nuestro perro pan, arroz o grandes cantidades de cereales, al igual que a nosotros que somos omnívoros, es beneficioso para su salud. Y para nada es así. Esto para mi es un claro ejemplo de humanización que se produce con la complicidad de las marcas de pienso, ya que para ellos es mas facil y les genera mas beneficios, el tener productos cuyo ingrediente principal son los cereales, a lineas de productos cuyo ingrediente principal sea la proteína de origen animal. Sin embargo este es otro tema.

Ignorando sus necesidades

Volviendo a la cuestión que nos ocupa, la mayoría de las veces, alimentamos al perro con pienso por dos motivos: El primero comodidad, y el segundo por que se supone que es un alimento completo, ya que es lo que te dice el fabricante y lo que te dice tu veterinario.
El motivo de la comodidad, es muy recurrente por que es mucho más cómodo y rápido administrar pienso industrial directamente del envase, y luego está el tema de cómo el veterinario te lo recomienda. Sin embargo, lo que dice el veterinario va en contra de la lógica mas básica, ya que un carnívoro come y debe de comer carne y no cereales. Sin embargo la capacitación que obtienen los veterinarios en nutrición canina, en los 3 años que dura la carrera, es prácticamente nula. Es por cuestión de tiempo. No les da para aprenderse que deben de comer anfibios, aves y equinos.

Así que normalmente, obtienen esta capacitación de los congresos y seminarios que las marcas de pienso organizan sobre nutrición. Y claro, es de lógica pensar, que ninguna marca va a organizar un congreso de alimentación para hablar mal de su propia marca. Es de lógica.

De esta manera, los veterinarios obtienen a parte de la información, contactos sobre como vender esas marcas en su futura Clínica Veterinaria, donde se le llenará de perros con problemas de piel, de corazón, estomacales…es un buen sistema de ventas, sin embargo este es otro tema. Vayamos al quid de la cuestión.

Como-evitar-la-ansiedad-en-mi-perro

El fondo del asunto

Mucha gente me pregunta, Antonio ¿cómo puedo evitar la ansiedad en mi perro?, y yo siempre les contesto: deja de darle pienso al pobre animal de entrada. Al alimentar a un perro con pienso industrial basado en cereales, ya sea por el motivo que sea, comodidad o por recomendación de nuestros veterinarios, estamos negándole en su dieta, una variedad de nutrientes, que son esenciales, lo repito para que quede claro, ESENCIALES, para la vida del animal.

Los perros tienen necesidad de 22 aminoácidos esenciales para su vida. Él mismo, mediante su hígado, es capaz de producir 12 de esos aminoácidos, sin embargo 10 de ellos, deberá obtenerlos de su alimentación. Y no esos aminoácidos, como la taurina, la lisina, la arginina o la treonina, no se encuentran en las cadenas de aminoácidos de las proteínas vegetales. Por lo tanto, aquí vemos claramente que nuestro perro necesita carne, pescado o huevos para obtener lo que necesita para vivir.
De el libro de el gran Carlos Alberto Gutierrez, el Veterinario-Nutricionista, Las Escandalosas Verdades sobre el alimento de tu perro:

En general, hay 22 aminoácidos diferentes requeridos por el perro. De los 22 aminoácidos, 12 pueden ser producidos por el perro (Internamente, en el hígado) Los otros 10 no los puede producir y por lo tanto deben de venir de una fuente externa: la comida. Estos aminoácidos son conocidos bajo el término de “esenciales”:

  1. .AMINOÁCIDOS NO ESENCIALES –estos aminoácidos pueden ser creados por el organismo. Ya que el cuerpo puede producirlos, no necesitan estar presentes en la dieta.                                                           
  2. .AMINOÁCIDOS ESENCIALES –éstos no pueden ser producidos por el organismo y
    deben provenir de la comida. Mira esta breve descripción de cada uno de estos 10 aminoácidos esenciales. Por eso la importancia de proveer proteína animal de calidad:
  • ARGININA: estimula el sistema inmune, induce la liberación de la hormona del crecimiento y
    apoya al hígado en la depuración del amonio.
  • HISTIDINA: libera la histamina, está asociada con el control del dolor y ensancha vasos
    sanguíneos pequeños para estimular la secreción de jugo gástrico del estómago.
  • ISOLEUCINA: y LEUCINA: ver VALINA.
  • LISINA: promueve el crecimiento óseo en cachorros y estimula la secreción de jugos gástricos.
  • METIONINA: asiste a la vesícula biliar en sus funciones, ayuda a prevenir los depósitos grasos en el hígado, equilibra el pH del tracto urinario y da entrada a la taurina.
  • FENILALANINA: está relacionada con el control del apetito, incremento de la presión en caso de hipotensión, junto con minerales actúa en la pigmentación del pelo y la piel, produce adrenalina y noradrenalina.
  • TREONINA: regula la liberación de energía, actúa positivamente sobre el humor o la depresión, produce adrenalina, y es precursora de la hormona tiroidea.
  • TRIPTÓFANO: produce la serotonina, promotora del sueño.

La comida es vital

El perro es un animal carnívoro, que a pesar de estar plenamente integrado en la sociedad humana, no es como nosotros omnívoro. Esto hace que las dietas basadas en piensos industriales obtenidos de materias primas de mala calidad (tan mala que tu no te la comerías), supongan una fuente inagotable de problemas para nuestras mascotas, desde enfermedades físicas, hasta acumular estrés alrededor de la comida, dando como resultado un perro con multitud de actitudes y comportamientos compulsivos que no comprendemos ni somos capaces de resolver.
El perro todo lo que obtiene en esta vida lo saca de nosotros. Si sale a la calle, es por que lo sacamos, si bebe es por que le damos agua, y si come es por que nosotros lo alimentamos. Si hay una deficiencia en su dieta, somos nosotros los que tenemos la responsabilidad de corregirla, ya que él no puede. Sin embargo, él es el que la sufre.

Como-evitar-la-ansiedad-en-mi-perro-7

En definitiva

Evitar la ansiedad en mi perro es fácil

Hay que intentar ser conscientes de las limitaciones que tiene nuestro perro, y no creernos que por que le damos algo de comer, algo de agua y lo saquemos 20 minutos al día, debe de ser feliz. Eso no es tener tus necesidades cubiertas. Mirémoslo por el lado desde el cual él vive las cosas, y así podremos dejar de humanizar a un animal que en definitiva, lo que debe es vivir la vida como tal. Y tiene derecho a fallar.

Muchas veces, les quitamos el derecho a estar equivocados, a fallar, y eso es un derecho que tenemos todos. Si tu perro destroza cosas cuando te vas de casa y lo dejas sólo, no lo hará por venganza hacia ti y tu persona, si no que estará expresando una necesidad, y tu como su amigo y guía humano debes de ser lo suficientemente consciente de la situación.

Hay que ser también, conscientes de sus necesidades, para que estas no se conviertan en un foco de estrés y ansiedad. Así es como se evita la ansiedad en el perro.

Si tenemos un perro encerrado 23 horas al día en una casa, comiendo pienso barato, sin tener relación con otros individuos de su especie, sin juego, saliendo a la calle amarrado y con bozal,no podemos ni debemos esperar que sea feliz. Os digo desde aquí queridos humanos, que eso es algo imposible.

Despedida y cierre

La manera, el cómo evitar la ansiedad en mi perro es fácil; cubre sus necesidades. Analiza que es lo que necesita tu perro y dáselo. No hay mayor sinónimo de amor.

Sin mas, espero que estas líneas os sirvan para reflexionar.

Un saludo y si tenéis cualquier duda o pregunta, dejadla en los comentarios de esta entrada. Y cuidadme a vuestros perros



Antonio Carretero

Educador canino, Formador personal y Cocinero para perros afincado en Sevilla, tengo una gran vinculación emocional con el mundo de los perros, ya que provengo de familia de adiestradores, cuidadores y criadores profesionales, desde hace varias generaciones. Los perros son mi pasión y mi trabajo. Si tienes cualquier duda, estaré encantado de poderte ayudar, tanto a ti como a tu perro.

7 comentarios

  1.   Mayte dijo

    Entonces según tus palabras, un perro que rompe cosas es un perro que de alguna manera u otra padece estrés o ansiedad, quizás x lo que intenta decirme: mi Dalmata adulta, adoptada y salvada de una situación de sacrificio UNICAMENTE se ensala con su cama cuando es hora de dormir y puedo salir al patio a tender o fumar o hacer algo que no me lleva más de 5min. Saco a mi perra 4 veces al día y salvo los paseos centrales que x calor son de 15/20min.,el primero y el último son paseos de descubrir cosas, olerlo todo y disfrutar junto con otros perros ,aún así sigue comiéndose su cama SOLO CUANDO salgo en ese momento : está estresada, por qué sólo rompe eso y en ese momento????
    Gracias y me encantó tu artículo .

    1.    Antonio Carretero dijo

      Hola Mayte.
      Gracias por comentar ante todo.
      Normalmente, los perros suelen tener unos 10 focos de estrés. De esos 10 focos de estrés, no suelen sufrirlos todos, sin embargo muchas veces un solo foco puede causar un tremendo daño en la relación que tenemos con nuestro perro, que esta muy conectada a la visión que tenemos de el. Es algo muy normal.
      Por otro lado, el no entender bien lo que le ocurre a tu perro, suele llevar al humano a sobre-dimensionar los problemas de muchas y variadas maneras.
      Tu perra no tiene por que tener ansiedad por separación o hiperapego, también puede romper la cama por frustración.
      Las salidas no cuentan tanto por numero si no por calidad.
      Realmente, me faltan muchos datos para poder ofrecerte mínimo una reflexión lógica, sin embargo te voy a dejar algunos articulos y por mi pagina de Facebook de -Un Perro Educado- puedes preguntarme lo que quieras.
      Leete estos articulos, que te ayudaran a entender el tema desde otro punto de vista.
      Te dejo mi pagina.
      Ah y se me olvidaba, algo muy importante…ignora TOTALMENTE lo que te ha recomendado Monica Sanchez en el comentario anterior.
      Si el perro tiene Frustración, y le llenas la casa de comida, cuando se sienta frustrado, pasara de comerse la cama nada mas a destrozar donde le hayas escondido las salchichas.
      http://www.unperroeducado.es/el-perro-aburrido/

      http://www.unperroeducado.es/educando-a-un-nivel-emocional-el-estres-que-provocamos-los-humanos/

      http://www.unperroeducado.es/mi-perro-me-ama/

      http://www.unperroeducado.es/perros/

      http://www.unperroeducado.es/efecto-pigmalion-los-perros/

      http://www.unperroeducado.es/historia-de-la-industria-de-pienso-para-mascotas/

      http://www.unperroeducado.es/guia-de-alimentacion-canina/

      http://www.unperroeducado.es/

    2.    Antonio Carretero dijo

      Hola Monica.
      Gracias por comentar.
      Es muy arriesgado, recomendar algún tipo de técnica o dar consejo sobre que hacer, sin saber casi ningún dato del animal, solo atendiendo a una explicación sobre el problema de 8 o 10 lineas, y sin saber realmente NADA… y como resultado puede tener que el problema se agrave.
      Por ejemplo en un perro con Miedo y con un problema de Frustración, si le damos una sesión de olisqueo de las que tu describes, lo mas seguro es que cuando el perro entre en estrés y necesite alguna manera de gestionarlo, esta vez no solo morderá la cama si no todos los lugares donde le hayan dejado comida como juego. Realmente, hay que tener mucho CUIDADO con estas cosas, y no inducir a engaño a los demás por querer ayudar como sea, sin tener todos los datos y la preparación adecuada para manejarlos a fin de lograr el objetivo en la mejora de la calidad de vida del perro y su guía humano, ya que lo que para nosotros es un simple consejo por una web, se puede convertir en un problema para un ser vivo, que de con sus huesos en una perrera.
      Un saludo.

      1.    Mónica Sánchez dijo

        Hola Antonio.
        Bueno, son dos posturas diferentes. Estoy de acuerdo en que no se debe de inducir a engaño, pero lo que sí te puedo decir, porque lo he visto con mis propios perros y con los de otros, que el olisqueo les ayuda a estar mucho más relajados. Incluso si sienten miedo o inseguridad.
        Pero eso, que cada uno tiene su opinión, y es respetable.
        Borro mi comentario.
        Un saludo.

        1.    Antonio Carretero dijo

          Hola Monica
          No si en eso estoy de acuerdo. El ofrecerles ejercicios olfativos es superbeneficioso para la los perros. Sin embargo hay ciertas patologías del comportamiento que no aceptan ese tipo de ejercicio al principio de un proceso de enseñanza/aprendizaje o si intentas desestresarlo.
          Es fácil recomendar algo que suena a lógico, sin embargo no solamente es el ejercicio o técnica si no el momento en que la introduces, lo que te lleva a obtener éxito al desestresar o corregir una conducta. Eso es a lo que me refiero con inducir a engaño.
          A un perro con ansiedad o frustración, no se le colocan chucherías por la casa para desestresarlo, ya que estas generándole nuevos objetivos para cuando entre en estrés. Eso te lo digo yo que soy Etologo y llevo años educando a perros profesionalmente. Por eso hay que tener cuidado al aconsejar.
          Y lo que cuenta no es tanto la opinión, como el argumento que la sustenta. Yo conozco gente que cree que puede educar a perros con un collar eléctrico, y ellos tienen su opinión, que va en contra de todo lo que dicen los estudios de Etología a nivel mundial.
          Y no borres el comentario. Esta bien. Se puede fallar y no pasa nada.
          De todo se puede aprender, tanto del acierto como del error.
          Un saludo.

          1.    Mónica Sánchez dijo

            Hola Antonio.
            De todo se aprende, sí. 🙂
            Los que ”educan” con los collares eléctricos, de estrangulamiento y esas cosas tienen tela…
            Bueno, un saludo.


          2.    Antonio Carretero dijo

            Hola Monica.
            Yo estoy en contra totalmente de los collares eléctricos o de estrangulamiento. Mis técnicas de trabajo se basan en Luring y en condicionamiento y contra-condicionamiento en positivo con técnicas de modelado de Clicker. Mi pupilos y mis perros o van sueltos o con Easy-Walkers.
            Los metodos coercitivos de enseñanza son el primer recurso del que no tiene ni idea de lo que hace.
            Un saludo.


Escribe un comentario