Cómo evitar ladridos excesivos

 

Ladrido excesivo en el perro

Muchos dueños se quejan de que su perro ladra mucho, de forma continua, y no saben por qué sucede esto. Hay muchas razas que son propensas a ladrar o aullar constantemente, pero todo ello es una forma de expresarse en el perro, y tiene su razón de ser. Cuanto antes la identifiquemos, antes podremos paliar este problema.

Hoy en día, si se vive con vecinos cerca, esto puede ser un gran problema. Es por eso que hay que identificar el origen de los ladridos excesivos para ponerles freno. Solo así podremos estar tranquilos y no tener que lidiar con vecinos enfadados.

Los perros pueden ladrar por soledad, que suele ser una de las causas más comunes de todas. Son animales acostumbrados a estar en manada, y hoy en día pasamos muchas horas fuera de casa. Para que esto no suceda, podemos buscarles un compañero tranquilo, como un perro mayor o un gatito.

También pueden ladrar por simple ansiedad. Se ponen nerviosos y es una forma de expresarlo. Para ello, debemos cansarlos, de forma que se encuentren más relajados durante el día y la noche. Hay que llevarlos a pasear y dejarlos correr y que jueguen.

Por otro lado, pueden ladrar por estímulos. Muchas veces se encuentran cerca de una ventana o fuera en donde escuchan ruidos y ven personas que les resultan extrañas, y ladran advirtiendo. Lo mejor es mantenerlos alejados de estas fuentes de conflicto para que se mantengan tranquilos.

Estas son las principales razones por las que un perro puede ladrar. Normalmente, tienen solución, y no suelen ir a más, aunque si vemos que el comportamiento del perro empeora, puede que tengamos que consultar a un adiestrador profesional, que canalice esa energía, y que nos ayude a educarlo de una manera equilibrada.


Categorías

Adiestramiento

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario