Cómo hacer que nuestro perro no pida en la mesa

Perro comiendo desde la mesa.

Es muy común que nuestro perro llore, ladre y salte cada vez que nos sentamos a comer, lo que resulta realmente molesto. El animal trata de llamar la atención de todas las maneras posibles para que le demos algo de nuestro plato, adoptando una conducta tan perjudicial para él como para nosotros.

Basta con ofrecerle comida desde la mesa tan sólo una vez para que nuestro perro asocie su mal comportamiento con un premio. La buena noticia es que la solución a este problema es bastante fácil, aunque deberemos armarnos de paciencia y llevar a cabo unos cuantos consejos.


El primer paso y el más importante es no volver a darle jamás comida desde la mesa, ni siquiera en las ocasiones especiales como Navidad o cumpleaños. Los perros no saben distinguir excepciones; únicamente entienden que si ladran y lloran acabarán obteniendo su “recompensa”. Debemos ser muy estrictos en este sentido.

Tenemos que mantenernos firmes. No importa lo mucho que nuestro perro pueda pedir, saltar o desesperarse. Debemos armarnos de paciencia e ignorar su comportamiento hasta que, poco a poco, se dé cuenta de que haga lo que haga, no va a lograr su objetivo. Si hacemos caso a sus peticiones, reforzaremos su actitud negativa.

Es fundamental que todos los miembros de la familia actúen de la misma manera. Tan sólo con que uno de ellos rompa las normas, nuestra mascota sabrá que puede salirse con la suya, e insistirá con todas las personas de la casa.

También podemos llevar a cabo pequeños trucos como pasear al animal antes de comer, para que esté más cansado y no se anime a pedir. Además, dividir su comida en varias raciones le ayudará a aliviar su ansiedad. Por otra parte, encerrarle en otra habitación sólo le pondrá más nervioso y no resolveremos el problema.


Categorías

Adiestramiento

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario