Cómo hacer que tu perro se acostumbre al collar isabelino

Usar el collar isabelino

Cuando un perro enferma y hay que operarlo, es bastante habitual que se utilice el collar isabelino. Este accesorio es fundamental para que tu perro se cure bien, ya que le impedirá acceder a la herida y rascarla, lamerla o morderla. De esta forma, se curará mucho mejor y más rápido.

El problema con el collar isabelino es que les complica la vida a los perros. Algo cotidiano como comer puede resultarles difícil, y se sienten raros, nerviosos e incómodos. Es cosa nuestra ayudarles a que se adapten, y cuidar de que no lo rompan o lo muerdan.

Lo principal es estar con ellos cuando se le ponga el collar isabelino. Si es en el veterinario, debemos tranquilizarlo, ya que se encontrará nervioso por la situación. Lo ideal sería ponérselo en casa, ya que es un ambiente en el que siente mucha más confianza. Además, usar el collar es muy fácil, ya que es una pantalla de plástico que se engancha en el propio collar del perro.

En un principio, es mejor quitar las cosas con las que pueda chocar o quedarse atascado. Esto le dará más seguridad a la larga, ya que se verá capaz de hacer una vida normal. La hora de la comida y de la bebida también es un momento difícil. Si tienes unos comederos más altos, Son ideales, ya que sino, puede no llegar a la comida. Si el veterinario te lo permite, podrás quitárselo para que coma y beba más tranquilo, si no es posible, busca la forma de que pueda comer fácilmente, sobre todo si no estás todo el día en casa.

Si ves que el perro intenta quitárselo o morderlo, debes corregirlo, para que deje de hacerlo. Cuando esté tranquilo, se puede premiar, para que entienda que está bien ese comportamiento. Será a corto plazo, por lo que lo mejor es mostrarse paciente y tranquilizarlo.


Categorías

Enfermedades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario