Cómo jugar con el perro

Jugar con el perro

Jugar con el perro es algo fundamental, es una parte muy importante en su desarrollo y también en el aprendizaje, por lo que podemos aprovecharlo para que aprendan cosas y pasen un buen rato descargando energía. Aunque los perros deben jugar a diario, no podemos dejarles hacer todo lo que quieran, porque a veces traspasan reglas, así que incluso en esto la disciplina es fundamental.

El juego es importante a todas las edades del perro, pero sobre todo cuando son cachorros, ya que están desarrollando su carácter y sus hábitos. Debemos aprenderle reglas en el juego y hacer que disfruten, aprendan y exploren al mismo tiempo. Lo  mejor de todo es que hoy en día hay muchos tipos de juegos para que el perro lo pase bien y aprenda.

Cuando jugamos con el perro a tirar de un juguete, hay que saber marcarle límites, y no dejar que se enfade. El perro debe saber en todo momento que es un juego en el que nosotros podemos participar, y que no intentamos quitarle el juguete. Si reacciona mal, cambiaremos el juguete por otro que le interese menos, para que vea que somos nosotros los que marcamos las pautas del juego.

Solamente debemos dejarle jugar con cosas que son juguetes, y que tenga en cuenta que no puede coger o morder todo lo que se le antoje. Estos juguetes se le deben proporcionar como premio cuando se porta bien, y debemos dárselos nosotros. Es mejor que no los tengan a mano en todo momento.

Hay que dejar que explore y que disfrute. Hay muchos juegos de inteligencia caninos para que aprendan y se mantengan entretenidos, pero siempre debemos marcar las reglas. Si se obsesionan mucho hay que cortar el juego y solo dárselo cuando se relajen. Otra cuestión es que siempre deben dejar que lo cojamos, sin mostrarse recelosos o agresivos.



Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario