Cómo jugar con un perro VIII

Seguimos con más sugerencias para jugar con tu perro:

  • “Hacerse el muerto”: Esto es algo más que un juego, puede servirnos para recuperar el control de nuestro colega canino en un momento dado ¿ A quién no se le ha escapado un cachorro y se las ha visto y deseado para pillarlo de nuevo…? Recuerdo en una ocasión, que uno de mis cachorros se me escapó en plena calle. Era de noche y el tráfico , por suerte, menos intenso, lo cual le salvó de un posible atropello cuando salió a la calzada. Empecé a llamarlo para que regresará, pero el cada vez más juguetón, corriendo de aquí para allá, hacía caso omiso a mis llamadas. Se me ocurrió entonces tirarme a la larga sobre la acera, haciéndome el muerto ¡y funcionó!, regresó picado por la curiosidad y entonces le pillé. Por supuesto que no le reñí. Jamás hay que reñir a un perro cuando vuelve. Al contrario, felicitarle. Esto los entendidos lo llaman “trabajar a favor de perro”.
  • El “Pasa-Pasa”: Esto a los perros también les encanta. Lo ideal es combinarlo con un paseo por el parque. Podemos construir con nuestra imaginación un recorrido de agility a nuestra medida, haciéndole pasar por debajo de los bancos, subiendo y bajando escalinatas, caminando por una pasarela y guiándole nosotros. No hay que olvidar decir ” Pasa-pasa” mientras le animamos, y al final de cada ejercicio conseguido, premiarle con su juguete ( que luego no olvidaremos retirar)
  • “Esconderse debajo de la manta”: Este es un juego que algunos niños enseñan a los perros sin darse cuenta. Se trata de llamar al perro y cuando éste entre en el dormitorio , la persona debe de ocultar su cabeza debajo de las sábanas. El perro curioso, se acercará, y cuando toque casi con su cara el embozo de la cama , la persona que está debajo debe de mostrarse con gran estrépito.


Escribe un comentario