Cómo limpiar los oídos al perro

Limpiar los oídos al perro

Los oídos del perro son una parte sensible de su anatomía, por lo que hay que cuidarlos. Las infecciones de oído son muy frecuentes, sobre todo en los perros que cuentan con orejas bajas y largas. Sin embargo, cualquier raza puede sufrir esta infección, por lo que hay que vigilarlos.

Hay que saber cómo limpiar los oídos al perro, para no hacerlo mal, ya que es una zona delicada que puede sufrir daños. Además, siempre hay que utilizar los productos adecuados, y seguir las instrucciones correctas, para distinguir unos oídos sanos de unos que necesiten tratamiento.

Lo primero que hay que hacer para limpiar los oídos al perro, es conseguir que se encuentre tranquilo. Hay que realizarlo en un entorno en el que se sienta seguro. Además, hay que mantenerlo tranquilo, con caricias y masajes. De esta forma, podremos observar de cerca el estado de sus oídos. Si cuentan con un tono rosa pálido y están limpios, están en un estado ideal. Si no, deberás limpiarlos. Además, debes ver si tienen un olor desagradable, que es un antecedente de la otitis, o bien si cuentan con ácaros, que manchan de negro sus oídos.

Para limpiar el pabellón auditivo del perro hay que utilizar gasas limpias y esterilizadas. Además, puedes usar limpiadores de oídos que venden en el veterinario y que vienen en cápsulas individuales para un uso. Con la gasa empapada, limpia con cuidado los oídos, pasando la gasa hasta que esta salga limpia.

Si el perro tiene otitis o infección por ácaros, no llegará con un limpiador, por lo que tendrás que acudir al veterinario. Si la limpieza es básica, puedes hacerla cada una o dos semanas, cuando veas algo de suciedad. Lo mejor es acostumbrar al perro a que se manipulen sus orejas desde pequeño, para que no se sienta nervioso o le resulte desagradable.


Categorías

Enfermedades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario