Cómo reconocer la depresión en perros

Depresión en perros

A mucha gente desconocedora de las mascotas les podemos decir que nuestro perro está triste y se nos quedarán mirando extrañados, porque piensan que eso es imposible, que el nivel de inteligencia de un animal no puede permitirles desarrollar emociones tan complejas. Sin embargo, cada vez se conoce más sobre los perros y por ello también se sabe que pueden llegar a desarrollar una depresión.

Puede que esta depresión en perros no sea exactamente igual que la de los humanos, pero tienen muchos rasgos en común. Podemos identificar las señales para ayudar a nuestra mascota, como ayudaríamos a un amigo que necesita que le tendamos una mano en los peores momentos. No hay que pensar que por ser un perro no se va a poner triste.

Los síntomas que podemos ver en los perros son parecidos a los de las personas. Hay cambios en el comportamiento, sobre todo se percibe en ellos menos energía, no le atraen actividades que antes le gustaban como jugar con un juguete También pasan mucho tiempo durmiendo e inactivos. Suele haber desórdenes en la comida, ya sea no comer o comer mucho y compulsivamente. Por otro lado, pueden estar más distantes, alejados de otras mascotas y personas.

Las causas pueden ser muy variadas. Sobre todo hay que pensar en los cambios que pueden haberles afectado. Un cambio de casa, la muerte de una mascota con la que siempre estuviese, o de una persona, el que pase muchas horas solo. También es muy frecuente en perros que anteriormente han sido maltratados. Incluso puede darse una depresión química por un desequilibrio en las sustancias químicas de su cerebro.

Para hallar una solución hay que centrarse en lo que pudo generar esta depresión. Normalmente los perros responden muy bien a la compañía de los humanos, a los estímulos como llevarlos a pasear por el parque, que conozcan otros perros y personas. Hay que darles razones para que se sientan activos y con ganas de comenzar otra jornada.


Categorías

Enfermedades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario