Cómo reducir el estrés en el perro

Reducir el estrés en la mascota

Si tienes un perro que es por naturaleza tranquilo, no tendrás problemas con su estrés, ya que su forma de ser no le permite recurrir a la ansiedad para enfrentarse a todo. Sin embargo, son muchos los casos en los que el perro es nervioso, o ha tenido una mala experiencia, lo que se traduce en estrés ante determinadas situaciones.

Este comportamiento puede traer muchos problemas, y agravarse con el tiempo. Por eso es necesario que aprendamos a reducir el estrés en nuestra mascota. Este será un proceso largo y difícil en la mayor parte de los casos, pero beneficiará a tu mascota y a vuestra vida en común.

Lo primero que debes hacer es reconocer las situaciones que le causan estrés. Puede ser que haya tenido una mala experiencia con otro perro, y se ponga nervioso ante este u otros perros, o ante el lugar en el que ocurrió el suceso. Los factores que pueden poner nervioso a tu perro son múltiples. Ya sean ruidos, entornos desconocidos, cambios en su vida y muchas otras cosas. Si lo reconoces, ya tendrás algo con lo que trabajar.

Es importante inducirle a un período de calma si se ha puesto nervioso. Hay que alejarlo del estímulo que lo pone nervioso, ya que esta respuesta intensa inhibe su capacidad para razonar y obedecer. Una vez se haya tranquilizado, es posible trabajar para reconducir su conducta ante el estímulo, de forma que no se vuelva un miedo patológico. Se puede llevar a cabo una exposición gradual al estímulo, premiándolo cuando esté tranquilo. En los casos más leves, si nosotros nos mostramos tranquilos, ellos entenderán que no hay que tener miedo.

En caso de que la ansiedad del perro se haya disparado y se descontrole, deberás acudir a un profesional. Con entrenamiento positivo, podrás conseguir que vuelva a tener un comportamiento equilibrado y sano.


Categorías

Adiestramiento

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario