Cómo saber si tu perro es feliz

Perro corriendo por el campo.

Normalmente conocemos bien a nuestro perro y sabemos interpretar sus señales. Pero a veces nos preguntamos si estamos atendiéndole bien, si necesita algo más para ser realmente feliz, y si en general, somos unos buenos dueños para él. Podremos comprobarlo observando atentamente su comportamiento.

Muchas veces con tan sólo analizar su lenguaje corporal podemos advertir qué es lo que siente nuestra mascota. Un perro feliz mueve la cola, corre, salta; en conclusión, tiene la energía suficiente para realizar actividades físicas. Además, caminará erguido y rápido, nos pedirá jugar y expresará emociones a través de los ojos y las orejas.


Al igual que ocurre con los seres humanos, las alteraciones del sueño son una señal de depresión canina. Lo normal es que un perro duerma entre 12 y 14 horas entre el día y la noche, mientras que si duerme muchas más horas, o por el contrario sufre insomnio, está mostrando un signo de infelicidad. La inapetencia es otra señal de profunda tristeza.

Sin embargo, tampoco es sano que el perro se muestre continuamente nervioso y con ganas de jugar, pues esto refleja un problema de ansiedad. Estos animales también necesitan sus momentos de tranquilidad, especialmente después de realizar ejercicio físico. Es de esta forma como mantiene su equilibrio físico y mental.

Por otro lado, cuando un perro es feliz no presenta comportamientos agresivos contra los demás o contra los objetos de su alrededor. A menudo los problemas de socialización también reflejan un problema de miedo o ansiedad, lo que puede hacer que el animal se vuelva huraño y desobediente. Es fundamental que nuestra mascota disfrute interactuando con los demás animales y personas de su alrededor.

Finalmente, sólo un perro infeliz se mantiene alejado de sus dueños. Lo normal es que se acerque a nosotros y demande cariño, que se sienta a gusto a nuestro lado.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario