Consejos para bañar a tu perro II

Como lo mencionábamos en la entrada anterior, en muchas ocasiones, podemos dejarle al veterinario la tarea de bañar a tu perro, sin embargo si estas buscando ahorrarte un poco d dinero y de tiempo también, ya que puedes dejar de llevarlo cada mes al veterinario para que lo bañen, puedes empezar a hacerlo tu mismo en la comodidad de tu casa, siguiendo algunos consejos muy simples que te traemos el día de hoy.

Primero que todo, queremos decirte que un perro que tiene pelo corto, es relativamente más fácil de bañar que un perro con pelo largo, sobretodo si el animalito es pequeño. Puedes empezar colocándolo en el fregadero o en la bañera y empezar la tarea. Si tienes problemas de espalda y no puedes estar mucho tiempo agachado, puedes utilizar una manguera para bañarlo y estar mucho más cómodo.

En cuanto a los productos que necesitamos, el shampoo será absolutamente indispensable para que nuestro animal quede muy bien bañado. Es importante que, si este es muy espeso, lo diluyas con un 25 o un 50 por ciento de agua, debes ir calculando la consistencia ya que puede requerir un poco más o un poco menos agua. Un buen consejo es echar un poco de shampoo en una botella vacía y poco a poco ir añadiéndole cantidades pequeñas de agua hasta que alcance la consistencia que necesitas.

De igual manera, aunque algunas personas utilizan shampoo para humanos, es importante que no lo utilices como opción, aun cuando no tengas ningún producto para bañar a tu animal, es preferible que esperes pero que no le apliques este producto en la piel o el pelaje del animalito. Este tipo de shampoo que utilizamos nosotros los ser humanos, pueden tener ciertos químicos nocivos para la piel de los perros, por lo que pueden terminar causando alergias, infecciones y hasta caspa.  A la larga te saldrá mucho más económico comprar un muy buen shampoo para perros y diluirlo con un poco de agua.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario