Consejos para correr con tu perro

Hombre corriendo junto a su perro.

El running es una actividad saludable y divertida, que nos ayuda a despejarnos y a evadirnos de los problemas diarios, así como a liberar el estrés. Podemos potenciar todos estos beneficios si salimos a correr acompañados de nuestro perro, pues se trata de uno de los ejercicios preferidos de los canes. Pero para que la actividad resulte gratificante para ambos, debemos seguir una serie de consejos.

1. No podemos correr con un cachorro. Si nuestro perro aún es demasiado joven, tendremos que esperar a que cumpla como mínimo 6 meses de edad si es de raza de pequeña, y 12 si es grande. Esto se debe a que el ejercicio puede dañar sus articulaciones si aún no han alcanzado la madurez musculoesquelética.


2. La salud del perro debe ser buena. Antes de comenzar a practicar este deporte tenemos que asegurarnos de que la salud del perro se encuentra en excelentes condiciones. Para ello nada mejor que pedir al veterinario que realice un chequeo completo y valore su estado de salud.

3. Evitar las horas de más calor. Los perros no toleran el calor igual que los seres humanos, ya que sus únicas glándulas sudoríparas se encuentran en las almohadillas. Por ello se recomienda no salir a correr si la temperatura supera los 20 grados, así como llevar siempre agua fresca a mano.

4. Usar una correa especial. Lo más aconsejable es utilizar una correa más ancha y elástica que la que llevamos habitualmente, para que el perro no sufra ningún daño.

5. Entrenar gradualmente. Ni nosotros ni nuestro perro debemos agotarnos el primer día, sino ir aumentando nuestra resistencia poco a poco. Tenemos que dosificar el tiempo de las carreras, procurando que nuestra mascota se adapte progresivamente. Además, es importante que no corramos todos los días, pues también necesitamos descansar.

6. No dar agua al perro justo al terminar. Hay que esperar a que se calme, ya que si bebe demasiada cantidad cuando todavía está jadeando tragará una enorme cantidad de aire, lo que con el tiempo puede dar lugar a una torsión de estómago.

7. Correr por una superficie cómoda. El asfalto puede quemar las almohadillas de nuestra mascota si hace calor, por lo que será mejor entrenar sobre arena, hierba o tierra blanda. Asimismo, es fundamental que limpiemos bien sus patas cuando subamos a casa, para eliminar restos de tierra y evitar así infecciones y heridas.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario