Consejos para hacer que tu perro deje de ladrar

Perro ladrando en la calle.

A veces las manías de nuestras mascotas pueden llegar a sacarnos de quicio. Una de las más comunes entre los perros es el ladrido incesante, que no sólo pueden molestarnos a nosotros, sino también a los vecinos. Existen formas de acabar con este problema, aunque requieren tiempo, dedicación y mucha paciencia.

El primer paso es saber por qué nuestro perro ladra en exceso. Puede que tenga miedo, se sienta solo, quiera proteger la casa o simplemente desee llamar la atención. Si no logramos averiguar la razón observándole atentamente, lo mejor es acudir a un profesional.


Uno de los errores más frecuentes es tratar de callar al perro mediante caricias o comida, con lo que sólo conseguimos premiar su mal comportamiento. De hecho, debemos optar por todo lo contrario; es decir, ignorar los ladridos, no tocar, mirar, ni hablar al perro. Lo más probable es que intente captar nuestra atención, por lo que acabará rindiéndose si no obtiene resultados. Podremos recompensarle una vez esté calmado y en silencio.

Es probable que el can muestre esta actitud por ansiedad o estrés. En este caso el método más efectivo es el ejercicio físico. Los largos paseos le ayudarán a mantenerse tranquilo en casa, pues se librará del exceso de energía, que muchas veces es el culpable de los malos comportamientos. Lo mismo ocurre si no le proporcionamos las dosis de juego suficientes, ya que el animal necesita ser estimulado mental y físicamente.

Podemos enseñar a nuestro perro a controlar sus ladridos por medio de órdenes. Lo haremos enseñándole primero a ladrar, imitando su sonido para incitarle y premiándole cuando lo haga. Cuando haya aprendido esta lección, cortaremos su ladrido pronunciando la palabra “callado” con voz firme y calmada, premiándole cuando se calle. Con práctica, lograremos que aprenda la orden. Lo que jamás debemos hacer es castigarle o gritar, pues esto no hace más que agravar el problema.


Categorías

Adiestramiento

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario